Cómo bajar de peso después del embarazo

Compartir esto:

Lo primero que debemos hacer para poder bajar de peso después del embarazo es mantener la calma, recordemos que todo es parte de un proceso y debemos esperar a recuperarnos bien luego de las conocidos momentos duros que vivimos, pero tan gratificantes como el hecho de recibir en nuestros brazos a nuestro bebé.

Debemos saber que durante la lactancia las grasas acumuladas en esta zona tienden a movilizarse con más facilidad, ya que aumenta la formación de lípidos para la producción de leche, así que de forma natural también iremos bajando de peso y recuperando la forma.

Es necesario que los tres primeros meses después de dar a luz sean el momento ideal para establecer rutinas de alimentación y actividad física, y perder el sobrepeso ganado durante el embarazo.

Un método que me ayudó de manera especial a recuperar mi figura, es le uso de una faja especial con la que una deba sentirse cómoda, pero a la vez sabiendo que debemos usarla al menos toda la mañana, esto sí que ayuda a mejorar la figura y también coadyuva al objetivo de volver a nuestro peso ideal.

Por otra parte es necesario seguir algunos pasos

Cómo recuperar nuestro peso después del embarazo

Comprendamos también que desde cuando estamos embarazadas, tenemos que trabajar en el objetivo de mantener nuestro peso ideal una vez que demos a luz, es por esto que durante los nueve meses no te quedes quieta, camina, has aeróbicos, yoga o incluso pesas, con rutinas diseñadas para las mamás. Recuerda que lo recomendado es subir un kilo mensualmente, porque a mayor peso, mayores posibilidades de sufrir diabetes gestacional, una enfermedad que pone en riesgo tu usted y la de tu bebé. Un error es ‘picar’ entre comidas y comer por ejemplo helados y muchos dulces. Si te da hambre, lleva contigo frutas y lácteos.

Darle de lactar al bebé hace que la mujer tenga un alto gasto calórico que necesariamente termina en la pérdida de peso. Verás cómo cada semana pierdes kilos y kilos mientras más alimentas a tu bebé.

Como siempre lo hemos dicho aquí, hacer ejercicio es primordial, que además es saludable para evitar que se formen coágulos por la inactividad. Los primeros ejercicios, si el parto fue vaginal, deben realizarse en las primeras 24 horas después de dar a luz. Debemos agitar los dedos de los pies, flexionar los tobillos, empujar los pies contra el borde de la cama y girar el cuerpo de un lado para otro. Tendida sobre la espalda flexionamos las rodillas y extendiendo una pierna y luego la otra, intentando contraer ligeramente el abdomen. Luego, los ejercicios podemos empezar con más intensidad como los abdominales. El útero se contrae y vuelve a su tamaño normal cuatro semanas después de dar a luz, y es el momento para empezar a hacer y establecer una rutina de ejercicios.

Debemos tener paciencia y constancia, porque los ejercicios de abdomen son los que más lo exigen, debido a que los resultados se ven a largo plazo.

No esperemos demasiado para comenzar; todas las rutinas para recuperar la figura deben empezar en el primer trimestre después de dar a luz; si se espera más tiempo será mucho más difícil lograrlo.

La alimentación es fundamental. Agua, frutas, verduras deben superar el consumo de harinas, dulces y grasas.

Como te había mencionado podemos emplear fajas que ayudan a fijar la piel, pero no olvidemos que debemos complementar con ejercicios para tonificar. Es recomendable que la faja sea hecha sobre medidas para que no incomode. Mientras estás lactando al bebé puedse hacer ejercicios sencillos como apretar el abdomen por 15 segundos. Repítelo mínimo cuatro veces y no descanses más de 5 segundos.

Ejercicio aeróbico para eliminar la grasa

Aunque los ejercicios localizados van bien para tonificar, no es posible eliminar la grasa localizada solo con ellos, ya que el cuerpo según lo necesita va utilizando las reservas que tenemos de forma indiscriminada, así que para llegar a todas partes (las zonas con más acumulación son las más costosas de rebajar) hay que hacer ejercicio aeróbico con el que quemar calorías y grasa en general.

Una buena idea es empezar por salir a caminar e ir aumentando el ritmo y la velocidad de los paseos. Salir a correr es una buena opción y cuando nuestro estado físico nos lo permita también podemos aprovechar la bicicleta para hacer ejercicio en nuestros desplazamientos, a comprar, al trabajo… ya que es difícil disponer de mucho tiempo para dedicarlo exclusivamente al deporte.

Pedaleando unos 30 minutos podemos perder hasta 300 calorías, así que acostumbrarnos a movernos en bici cuando podamos es un buen hábito con el que ganaremos salud mientras recuperamos nuestra figura.

Sentadillas y escaleras, dos imprescindibles para fortalecer

El ejercicio estrella para trabajar glúteos, caderas y muslos es el de las sentadillas, además podemos realizarlo en cualquier parte sin necesidad de un equipo determinado. Eso sí, hay que vigilar siempre de mantener la espalda recta y notar el peso del cuerpo principalmente sobre los talones, en lugar de sobre las puntas de los pies, para comprobar que estamos realizando el movimiento correctamente y evitar molestias o lesiones.

Mirando al frente, al flexionar las rodillas y las caderas para bajar y subir no debemos curvar las piernas más de 90 grados, es decir no dejar que las rodillas sobrepasen las puntas de los pies.

Algo que también podemos practicar fácilmente es el bajar y subir escaleras, dejando el ascensor solo para cuando resulte imprescindible.

Ahora ya sabes cómo Bajar de Peso luego del embarazo, pero siempre y como te recomendamos en este sitio, aquí solo te ofrecemos consejos para tu estado de salud, siempre es bueno acudir al especialista para obtener una rutina profesional para el objetivo deseado.

Con información de Bebés y Más, ABC del Bebé

Comenta esto con tus amigos
Compartir esto:

Wendy

Wendy Duque, es economista de profesión, sin embargo la salud es una de sus principales pasiones, por lo que se ha dedicado a investigar, analizar y buscar temas que contribuyan con nuestra salud y especialmente el mantener el peso ideal en nuestro cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *