Consejos eficaces para acabar con la anorexia y bulimia

Compartir esto:

La anorexia y bulimia, son trastornos de la conducta alimenticia, actividades poco comunes y siempre peligrosas como inducir al vómito, el abuso de laxantes y diuréticos, el excesivo ejercicio físico, la obsesión por los ayunos o la ingesta de diversos fármacos adelgazantes.

Estos trastornos psicológicos graves, hace que la persona tienda a aislarse de los amigos y modifica sus relaciones familiares. Además, sufre un intenso miedo a engordar, alternaciones graves de los hábitos alimentarios y una distorsión de la propia imagen.

Hay diferentes tipos de Trastornos de la Conducta Alimentaria TCA, y no debe vincularse delgadez a enfermedad. Es bueno tener claro que no hay una única causa que explique su aparición, sino una combinación de factores biológicos, psicológicos y sociales, de acuerdo al sitio Hacefalta.

Conozcamos estos consejos para combatir la anorexia y bulimia

1.- Si eres mamá o papá no dejes que los estereotipos publicitarios influyan en tus hijos e hijas. Ni guapas ni delgadas, ¡las queremos felices y sanas! Los medios de comunicación nos invaden con imágenes irreales centradas en la delgadez y el aspecto físico que tienen un impacto negativo en las personas más vulnerables. Pero cuidado, no sólo las chicas están sometidas a este martirio publicitario, también los chicos. Respeta a tus hijos e hijas como son, fomenta la comunicación y el diálogo y motívales a ser ellas mismas y ellos mismos.

2.- Si tienes cerca a adolescentes o personas en riesgo, ¡habla del tema con normalidad! Recuerda que los puntos de entrada al trastorno alimentario son una dieta sin control médico por motivos estéticos, alteraciones del peso y un progresivo control de los alimentos. Pero también hay que entender el sufrimiento de fondo provocado por la inseguridad o la incapacidad para resolver conflictos.

Si crees que alguien de tu entorno puede sufrir los síntomas de un TCA puedes hablar con otras personas de su alrededor para comprobar si también han notado un cambio de actitud. En cualquier caso, los expertos recomiendan acudir al médico de cabecera o a un servicio especializado.

3.- En los más peques también se están detectando conductas alimentarias anómalas. La crisis está mostrando las dos caras de una misma moneda, en centros especializados están empezando a atender a niños y niñas que no comen adecuadamente, lo que les lleva a un aumento o una pérdida significativa de peso. Una intervención precoz es fundamental para la prevención de posibles alteraciones en su desarrollo. Si realizas actividades con la infancia y detectas algún indicio es importante que te pongas en contacto con los padres de los pequeños.

4.- Ponte en la piel de las personas enfermas o en proceso de recuperación. No quieren estar delgadas por capricho, son personas que en un momento de su vida han sufrido una crisis vital y necesitan refugiarse en la comida o en el control del peso. Es muy injusto etiquetarlas de débiles y superficiales. Una sociedad concienciada y respetuosa es más capaz de evitar que estas enfermedades persistan en el tiempo.

5.- Si eres un profesional de la salud o la educación, infórmate. Hay muchos cursos sobre el tema, trabaja en equipo, fórmate en la temática, aprende de otros profesionales expertos.

6.- Si trabajas como periodista o comunicador, habla del tema con propiedad. Hay que evitar la simplificación, banalización y descontextualización del problema. Existen muy buenos ejemplos de tratamiento informativo en positivo. Infórmate bien, investiga con especialistas en el tema y expresa tus ideas con criterio y pensando en ayudar, no en condenar.

7.- Contrarresta la apología de la anorexia y la bulimia en la red. Las páginas que hacen apología de la anorexia y la bulimia crecen. Tan importante como exigir una legislación que regule la publicación de estos contenidos, es que aparezcan contenidos que muestren la lucha por la superación de una enfermedad como la anorexia o la bulimia.

8.- ¡Haz incidencia! Es urgente cuestionar la hegemonía del modelo de extrema delgadez y la excesiva preocupación por la apariencia física. Denuncia la publicidad y los programas que contribuyan a reforzar esta hegemonía.

Es importante combatir este problema juntos. Autoridades, ciudadanía y medios de comunicación.

Vale recordar que en este sitio se propende a bajar de peso, pero de una manera saludable, porque la obesidad y la gordura traen consecuencias nefastas, por ello y como hemos insistido en algunos artículos, LAS DIETAS NO SON PARA DEJAR DE COMER, sino al contrario, para disfrutar de lo rico de la comida, pero de una madera ordenada.

Comenta esto con tus amigos
Compartir esto:

Wendy

Wendy Duque, es economista de profesión, sin embargo la salud es una de sus principales pasiones, por lo que se ha dedicado a investigar, analizar y buscar temas que contribuyan con nuestra salud y especialmente el mantener el peso ideal en nuestro cuerpo.

Suscríbete ahora

Únete a la comunidad más grande de salud para mantener nuestro peso ideal. Excelentes consejos para ti.

Te has suscrito exitosamente. Revisa tu correo.