Los remedios caseros te pueden ayudar a frenar la obesidad siempre y cuando dejes a un lado la alimentación chatarra, y los hábitos malsanos de ingerir comida en cualquier momento.

Debes además empezar un régimen adecuado de nutrición, consultando con tu especialista.

La obesidad se determina a través de la medición de índice de masa anatómico de una persona (IMC). Normalmente, un IMC entre 18,5 y 25 se considera deseable. Si su IMC es de 30 o más, se le considera obeso.

Puedes calcular tu IMC de la siguiente manera:

IMC = (peso en libras / (altura en pulgadas x Altura en centímetros)) x 703. Si se mide con el sistema métrico usar: IMC = peso en kg / (altura en metros x Altura en metros), o Los Institutos Nacionales de Salud que poseen una calculadora de IMC en línea.

Lee también: ¿Cómo hacer frente al sobrepeso?

10 remedios caseros contra la obesidad

1. Miel y Canela

Incluye miel y té de canela en tu dieta para aumentar tu metabolismo, tu energía, y desintoxicar tu cuerpo. Todos estos efectos ayudan a perder peso.

La miel combate la obesidad a través de la promoción de metabolismo de las grasas. La canela ayuda a eludir comer en exceso por combatir la resistencia a la insulina y también reduce el agobio oxidativo asociado con el síndrome metabólico.




Preparación:

Vierta una taza de agua caliente con media cucharadita de canela en polvo (también se puede emplear palitos de canela).

Deja descansar a lo largo de media hora.

Mezcla una cucharadita de miel orgánica.

Toma la mitad de ella en la mañana con el estómago vacío, una media hora antes del desayuno. Guarda el resto en la nevera y tómalo de noche antes de ir a la cama.

2. Semillas de hinojo

 

Se piensa que las semillas de hinojo son útiles para bajar de peso debido a sus propiedades diuréticas. Los diuréticos ayudan a perder peso de forma veloz a través de la reducción de la retención del agua. No obstante, no ocasionan que el perder peso sea en un largo plazo.

Preparación:

Debes moler suavemente la semilla seca de hinojo, luego filtra el polvo.

Toma media cucharadita de este polvo varias veces al día con agua templada.

Este antídoto también te va a ayudar a calmar los gases abdominales, la indigestión y el estreñimiento.

Puedes tomar té de hinojo 15 minutos antes de las comidas.

3. Repollo

Has col cruda o hervida como una parte integral de tu dieta para bajar de peso. Contiene ácido tartárico que inhibe la conversión de azúcar y otros hidratos de carbono en grasas. Además de esto, es rica en vitamina C y bajo en calorías, más altos en contenido de fibra y agua.

Lee también: Sorpréndete con los beneficios de la col morada

Siendo una verdura crucífera, contiene fitoquímicos que asisten a prosperar el desequilibrio del metabolismo de los estrógenos que no solo hace que su cuerpo almacene grasa, sino también fomenta el cáncer de mama, cáncer de ovario, y otros. Otras verduras crucíferas como el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas, y las acelgas son ventajosos en este sentido.

Lee también: El alimento de múltiples beneficios para la salud: El Brócoli

4. Tomates

Debes comer dos tomates cada mañana con el estómago vacío. Asegúrate de comer las cascarillas y las semillas en tanto que poseen fibra dietética. Los tomates poseen compuestos que tienden a trastocar los niveles de hormonas que afectan el hambre.




Lee también: Cualidades y Beneficios extraordinarios del tomate

Por otro lado, es rico en vitaminas A, C y K y magnesio, manganeso, colina, ácido fólico y otros nutrientes, que son buenos para su salud. Además de esto, están repletos de antioxidantes que resguardan contra el cáncer.

Lee también: La uva puede curar el cáncer

5. Hojas de Curry

Debes comer curry de 10 hojas frescas diariamente en las horas de la mañana como un antídoto aiurvédico para hacerle frente de la obesidad y la diabetes ocasionada por la obesidad. Continúa este tratamiento de manera regular al menos de 3 a 4 meses.

La investigación muestra que las hojas de curry poseen mahanimbine, un alcaloide que tiene propiedades anti-obesidad y los efectos hipolipemiantes. Por ende, ayuda a reducir el peso anatómico y reduce los niveles de colesterol total y triglicéridos.

Lee también: Cinco alimentos para reducir los triglicéridos

6. Pimienta de Cayena

La pimienta de cayena ayuda a supervisar la obesidad y en el perder peso. Contiene capsaicina que estimula al cuerpo a abrasar grasa y aumentar el gasto de energía. Además de esto, estimula la digestión y elimina el exceso de hambre ocasionada por la mala absorción de nutrientes en el cuerpo.

Preparación:

  • Debes hacer té de pimienta de cayena para verter en un vaso de agua caliente sobre la pimienta de cayena (iniciar con una décima una parte de una cucharadita o sencillamente un pellizco de pimienta de cayena y poco a poco debe aumentar su cantidad a una cucharadita).
  • Exprime el jugo de medio limón en ella.
  • Toma este té con regularidad durante al menos un mes.
  • Mezcla dos cucharadas de jugo de limón y el jarabe de arce en diez onzas de agua (un vaso contiene ocho oz).
  • Revuelve en un pellizco de pimienta de cayena y bébela.
  • Utiliza la pimienta de cayena y otras condimentas, como el jengibre, pimienta negro, y semillas de mostaza, espléndidamente en sus preparativos de comida.

7. Te verde

El té verde es otro antídoto natural popular para fomentar el perder peso. Una investigación de la Universidad Estatal de Pensilvania descubrió que epigalocatequina-tres-galato (EGCG), un compuesto que se halla en el té verde, ayuda a frenar el incremento de peso al limitar la absorción de grasa y acrecentar la capacidad del cuerpo para usar la grasa.




Además de esto, el té verde está repleto de nutrientes como la vitamina C, carotenoides, zinc, selenio, cromo y otros minerales.

  • Toma de tres a cuatro tazas de té verde al día para combatir la obesidad.
  • También puedes tomar conjuntamente con té de jengibre o pimienta de cayena.
Lee también: Por qué consumir te para mejorar tu salud

8. Aloe Vera

El aloe es realmente útil en el tratamiento de la obesidad, puesto que estimula el metabolismo, aumenta el consumo de energía, y moviliza la grasa sin usar en el cuerpo. Contiene proteínas de colágeno naturales que hacen que el cuerpo trabaje más duro con el objetivo de absorber las proteínas. Además de esto, ayuda a suprimir las toxinas del sistema digestible y el colon.

Preparación:

  • Toma dos hojas frescas de aloe, pélalos, y después saca la pulpa.
  • Pon en una licuadora junto con una taza de jugo de cítricos, como el jugo de naranja o pomelo, o sencillamente agua.
  • Mezcla a lo largo de dos o tres minutos.
  • Tómalo durante el día, al menos durante un mes.
Lee también: Los sorprendentes y poderosos beneficios de la sábila

9. Vinagre de manzana

Vinagre de sidra de manzana cruda, sin filtrar es otro antídoto casero popular para reducir el exceso de peso. Investigaciones preliminares han probado que puede asistir a resguardar contra la obesidad. Ayuda a desarticular la grasa y por tanto evita la acumulación de grasa anatómico.

Preparación:

  • Mezcla dos cucharaditas de vinagre de sidra de manzana cruda, sin filtrar en un vaso de agua.
  • Toma a diario por la mañana y preferentemente antes de las comidas.
  • También se puede tomar un vaso de agua mezclada con una cucharadita de vinagre de sidra de manzana sin filtrar y jugo de limón.
  • Puedes tomar hasta dos cucharadas de vinagre de sidra de manzana en un día.
  • No sobrepases esta cantidad, en tanto que puedes reducir los niveles de potasio en la sangre con el tiempo y reducir su densidad mineral ósea.
Lee también: 14 razones vitales para consumir manzana

10. Jugo de limón

El jugo de limón es de los mejores antídotos caseros para combatir la obesidad. Ayuda a progresar la digestión y ayuda a la desintoxicación. Digestión saludable es un requisito anterior esencial para el perder peso, en tanto que ayuda a su cuerpo a conseguir los nutrientes precisos para abrasar grasa. Además de esto, ayuda a quitar las toxinas de su cuerpo que ralentizan su metabolismo.





Preparación:

  • Mezcla tres cucharadas de jugo de limón, una cucharadita de miel y media cucharadita de pimienta en polvo negro en un vaso de agua (si empleas pimienta negra recién molida, solo debes incorporar una cuarta parte de cucharadita).
  • Tómalo por la mañana con el estómago vacío.
  • Has esto todos los días durante al menos tres meses.
  • De forma alternativa, puedes tomar una taza de agua templada mezclada con una cucharadita de jugo de limón.
Lee también: Increíbles propiedades y beneficios del limón

Consejos extras para la obesidad

Ejercicio aeróbico

Si estás viviendo una vida sedentaria por mucho tiempo empieza con ejercicios de bajo impacto como caminar o nadar. Gradualmente sube a un ejercicio más rigoroso hasta llegar a hacer por lo menos 20 minutos diarios de ejercicio aeróbico de alto impacto como correr o jugar tenis.

Toma agua

Toma la cantidad correcta de agua, pero tómalo. Revisa este artículo para que sepas cuál es la cantidad correcta que pide tu cuerpo:

El mito de los ocho vasos de agua

Evitar las grasas, los azúcares y harinas refinados

Aunque los postres son deliciosos, si queremos bajar de peso no queda otro remedio que renunciar a estos placeres. De vez en cuando no estaría mal, pero muy poco, tal vez unas dos veces al mes.

No comas después de las 6 de la tarde

Al cuerpo no le da tiempo de metabolizar las comidas que se hacen después de las 6pm. Con sólo este cambio que hagas en tu vida diaria, empezarás a perder peso.




Come toronjas

Tal vez haya escuchado de la dieta de la toronja. Pues tiene algo de cierto. Las toronjas queman grasa, así que come varias toronjas al día y verás la diferencia.

Mantener una dieta balanceada

Por lo menos dos veces por semana, acompaña tus comidas con una ensalada de repollo morado con zanahorias y pepinos aderezada con limón o vinagre.

Otro truco fácil para acelerar el metabolismo es tomarse una cucharada de aceite de oliva en ayunas.

Así hemos revisado estos 10 remedios caseros para combatir la obesidad, recordándote como siempre que aquí te brindamos consejos prácticos para una buena salud, pero si necesitas un plan profesional de alimentación para tratar la obesidad o el sobrepeso, es necesario que consultes a un especialista en este campo.




Con información de: Remedios Caseros 24/Mis Remedios Caseros