El aparecimiento de las várices se convierte en un verdadero problema sobre todo para las mujeres, porque se vuelve frustrante colocarse ese vestido que tanto nos gusta, pero además porque nuestra salud se ve afectada ya que con el tiempo podemos sufrir trastornos de magnitud.

Qué son las venas várices

Las venas várices es una afectación, principalmente de las extremidades inferiores, por la que éstas se dilatan, aumentan de diámetro y se hacen tortuosas, siendo visibles a través de la piel.

Todo esto se acompaña de una serie de síntomas como son pesadez de piernas, cansancio, sensación de hinchazón y calambres nocturnos.

En determinados casos y si la dolencia avanza, la piel puede mancharse de color oscuro y pueden aparecer incluso úlceras.

Por qué se producen las venas várices

A pesar de los constantes estudios que siempre están en marcha, no se conoce a ciencia cierta la causa o causas por las que aparecen, sin embargo, la definición es cuando por diversas razones al organismo le resulta imposible hacer que la sangre vuelva con fluidez al corazón, ésta se va estancando, y para que tenga sitio, el vaso (la vena) se va dilatando.

En un primer momento, si se favorece el retorno venoso dicha dilatación desaparece y la vena vuelve a su situación normal. Pero si dura demasiado esta dificultad de retorno venoso, la vena se dilata de forma permanente.

A los vasos dilatados se les llama varices, y pueden aparecer en cualquier lugar del organismo, aunque las más frecuentes son en las piernas.

Las varices afectan a 1 de cada 10 personas, aproximadamente, y se presentan con mayor frecuencia en mujeres, fundamentalmente por efecto de los embarazos (que empeoran el retorno venoso).




Las varices tienden a hacerse más grandes con el tiempo, y pueden llegar a ser causa de edemas (hinchazón) en las piernas y úlceras varicosas, que a menudo se preceden de pigmentación parda de la piel.

Cómo prevenir las venas várices

La mejor manera de prevenir la aparición de esta enfermedad es evitar los factores de riesgo y adoptar estilos de vida saludables mediante la realización de ejercicios físicos, evitar el sobrepeso, caminar rutinariamente y practicar una alimentación saludable.

Lee también: 4 tratamientos naturales contra la celulitis

Pero si ya estás padeciendo este problema te invito a revisar estos consejos naturales.

13 Remedios Naturales contra las venas várices

Existen varios tratamientos para las várices, sin embargo, según los especialistas, es mucho mejor el que se detengan a tiempo que cruzar por un procedimiento quirúrgico.

SI bien es cierto y efectivo que las hierbas, son remedios tradicionales ideales para las venas varicosas, es bueno saber que el uso de plantas medicinales también debe ser aprobado por el médico, sobre todo en casos de afecciones cardiacas, problemas serios de circulación, tromboflebitis e incluso si la mujer se encuentra en estado de embarazo o lactancia que, aunque son remedios naturales para las varices hay que tener sumo cuidado.

1. Infusión de cola de caballo

Para muchas personas, de hecho, muchas de ellas han revertido las formaciones varicosas con esta infusión, certifican sus grandes resultados. Se debe a que es un gran estimulante para la circulación.

De los remedios para varices este es uno de los más efectivo y fácil de encontrar, es una hierba que se distingue por sus propiedades circulatorias; si es tomada de forma permanente, puede lograr la reducción en algunos casos e incluso desaparecer las venas en formación, como las llamadas arañas.

2. Las propiedades del Castaño de Indias

La Castaña de Indias es considerado como uno de los remedios para las varices más utilizados gracias a su efectividad, de hecho, es bastante utilizado en pacientes con flebitis ya que estimula la circulación.

Es muy conocida y puedes utilizarla también para beber en infusión. Es mejor beberla tibia por dos o tres veces al día.

En algunos casos de daño no heredado, la castaña de indias puede reestablecer la función en las válvulas de las venas. También se encuentran como cápsulas o comprimidos en las tiendas de productos naturales. Recuerda consultar al médico y cerciorarte de poder utilizarla.

3. Infusión de perejil

Para la infusión de perejil solo necesitas una planta completa de perejil bien fresco, un litro de agua mineral, preparas la infusión y de ella puedes beber tres vasos de agua, además que esta infusión en especial tiene propiedades astringentes.

Estas infusiones se han venido aplicando con gran éxito. Debes tener mucho cuidado si ya presentas coágulos, ya que pueden desprenderse e incluso consultar al médico en caso de sufrir algún padecimiento renal.

4. Aloe Vera o Sábila

Este es uno de los remedios caseros para las varices en las piernas más efectivos, utilizado por cientos de años para controlar los síntomas de este padecimiento. Esta vez, no debes comprarlo en crema o gel, ya que la forma que rinde mejores resultados es en forma natural.

Lee también: Los sorprendentes y poderosos beneficios de la sábila

5. Aloe Vera, Zanahoria y Vinagre

De la combinación de estos tres ingredientes resulta un poderoso remedio para para varices, introduce los tres ingredientes en una procesadora de alimentos hasta obtener una crema uniforme y suave. Aplícala sobre las áreas afectadas y deja actuar por 30 minutos. Luego en juega con agua más caliente que tibia, sin que te vayas a quemar… y luego termina con agua fría.




6. Masajes con aceites esenciales

Otra buena solución para tratar las varices consiste en realizar masajes calmantes con aceites esenciales. Deberás empezar por los tobillos, masajeando con las palmas de las manos e ir subiendo hasta los muslos, de este modo estarás facilitando la circulación sanguínea y evitarás así la obstrucción de las venas.

7. El ajo es un remedio multipropósito

El ajo contiene propiedades antiinflamatorias, descongestionantes y ayudan a la circulación, reconocidas incluso por la comunidad científica, el ajo es un poderosísimo remedio para las varices.

8. Vinagre de manzana

Aplícalo como compresas. Puedes aprovechar las noches, luego del trabajo y reposa tus piernas hacia arriba y envuelve tus piernas en un paño humedecido con vinagre de manzana. También puedes realizar masajes siempre ascendentes en las piernas, estos masajes con vinagre son un tratamiento para las varices muy relajante.

Lee también: 14 razones vitales para consumir manzana

9. Pomada de Arcilla Verde

Se mezcla la arcilla verde con agua, la mezcla debe quedar consistente se debe aplicar las noches en las zonas afectadas y dejar que se seque bien, luego se lava con agua tibia y jabón neutro, este es uno de los tratamientos para varices más efectivo para relajar tus piernas.

10. Baños de inmersión

Esta es una práctica muy sencilla que se pueden realizar todos los días. Además, puede ser de gran ayuda para nuestros pies, gracias a que al final se sentirán descansados, relajados, frescos e incluso deshinchados si fuera el caso. Los baños de inmersión se realizan en un balde o una tina con agua, sal marina y una taza de vinagre de manzana. Se sumergen las piernas durante veinte minutos mientras se dan masajes ocasionales.

11. Ginkgo BIloba

Uno de los remedios para las várices, es el tomar ginkgo biloba, ya que se han comprobado sus propiedades en beneficio de la elasticidad de las venas por lo que resulta muy efectivo.

12. Solución de hojas

Este es un remedio que requiere un poco más de preparación. Sin embargo, su efectividad es muy buena, por lo que bien vale la pena. Consiste en hervir dos litros de agua y posteriormente agregarle un puñado de menta, uno de manzanilla y uno de laurel. Se deja reposar esta solución durante cinco minutos y después se aplica, sumergiendo los pies en una tina o balde, mezclándola antes con una pizca de bicarbonato. Es importante mencionar que este remedio puede causar urticaria en algunas personas, por lo que se debe hacer con cuidado.




13. Consumir vitaminas

La vitamina K (albahaca, salvia, col rizada, cebolletas, coles de bruselas, brócoli, espárragos) ayuda a reducir la proteína GLA Matrix, la cual está vinculada en la aparición de varices. La vitamina C (kiwi, naranjas, chiles picantes, guayaba, pimientos, brócoli, papaya) ayuda a prevenir varices y mantener las paredes de las venas elásticas. La vitamina E (semillas de girasol, chile rojo en polvo, almendras, piñones, cacahuetes, orégano, albahaca, albaricoques secos, espinaca cocida) evita la coagulación de la sangre y ayuda a tener un buen flujo sanguíneo.

Lee también: La importancia del complejo B para nuestro cuerpo

Otras recomendaciones para prevenir las várices

Evitar el rascado especialmente cuando las venas estén inflamadas y abultadas para evitar la aparición de infecciones.

Los masajes pueden contribuir a mejorar el flujo sanguíneo reduciendo las molestias asociadas a las varices.

Extremar las medidas de higiene especialmente cuando existen ulceraciones varicosas y heridas asociadas.

Alternar corrientes de agua fría y caliente también contribuye positivamente a reactivar la circulación siendo preferible evitar los baños o duchas con agua muy caliente y prefiriéndolos templados.

Tratar de descansar cuando se deba estar durante mucho tiempo de pie y caminar o moverse un poco cuando se deba permanecer mucho tiempo sentado.

Practicar ejercicio regularmente mantiene en correcto funcionamiento la salud cardiovascular y por tanto reduce las posibilidades de tener varices.




Mantener un peso saludable evita la aparición de varices por sobre esfuerzo de la estructura ósea. El sobrepeso favorece en su aparición.

Lee también: Los 20 mejores alimentos para bajar de peso

No llevar prendas que produzcan presión en la cintura, ingles o piernas. Ellas impiden una buena circulación de la sangre y en consecuencia perjudican su tratamiento y favorecen que estas puedan aparecer. Llevar ropa con tejidos naturales, cómodas y amplias.

Evitar el estreñimiento. Su presión puede dificultar la circulación en las piernas, por ello es bueno llevar una dieta rica en fibra, la cual favorece el tránsito intestinal y hace que las heces sean más blandas. Verduras, legumbres, frutas (albaricoques, melocotones, ciruelas son ricos en ellas); cereales, pan y arroz que sean integrales mejor, son alimentos que proporcionan fibra al cuerpo.

Elevar los pies. Ayuda a calmar los síntomas de dolor e hinchazón. Cuando esté durmiendo o descansando, elevar las piernas poniendo una almohada debajo de ellas para que estas queden por encima del nivel del corazón.

No se pare o siente por períodos prolongados de tiempo. Cuando ello ocurra, estire las piernas cada cierto tiempo para facilitar que la sangre en las piernas circule.

Cuidar la piel. Mantener un correcto estado de la piel, que esté bien humectada ayudará a conservarla de manera saludable. Para ello, antes de usar cualquier tipo de crema o loción, consulte con especialista en el campo para que le pueda indicar el producto más indicado para su caso en particular.

Lee también: La pera ideal para la piel y bajar de peso

Acudir al médico si siente dolor, empeoran, presenta enrojecimiento o úlceras en la pierna, fiebre o experimenta un aumento repentino del dolor o hinchazón.

Así hemos revisado estos 13 remedios caseros para sobrellevar los problemas de venas várices, resolverlo o curarlo. Además de otras recomendaciones importante para prevenir las venas varicosas.




Con información de: Un Como / Varices en las Piernas / Mejor con Salud