Cómo bajar el nivel de glucosa rápidamente

Antes de decidir como tratar su primer episodio de nivel de glucosa alto, es importante entender porqué su número es alto. Algunas causas posibles incluyen ingerir comidas pesadas (altas en calorías), no hacer suficiente actividad física, olvidarse de tomar sus medicamentos para controlar su diabetes, y tener que lidiar con la enfermedad y el estrés.

La insulina es el medicamento que le bajará el nivel de glucosa en la sangre lo más rápido posible. Alguien que usa insulina durante las comidas puede tomar dosis de insulina para corregir el nivel y así bajarla. Esto requiere tener un conocimiento profundo de cuando inyectarse, con qué frecuencia inyectarse estas dosis para corregir, y cuanta cantidad de insulina se debe usar. Usted debe trabajar con su médico o educador de diabetes para aprender cómo hacer esto.

Además de administrar insulina, la forma más rápida para bajar su nivel de glucosa es haciendo actividad física. El ejercicio aumenta la sensibilidad a la insulina. Hace que las células de sus músculos agarren más glucosa, dejando que menos de su glucosa circule por su torrente sanguíneo durante y luego de la actividad física (como resultado, su nivel de glucosa será más bajo cuando se lo mida).

Comúnmente, el ejercicio regular es muy importante para su buen control de la glucosa, sin importar que tipo de diabetes tenga. Las investigaciones han demostrado que el ejercicio es vital para minimizar el posible desarrollo de complicaciones graves como la neuropatía, retinopatía, enfermedad cardiovascular y renal (riñones). Pero no se olvide de hablar con su médico antes de realizar cambios drásticos en su rutina de ejercicios. Y si usted tiene diabetes tipo 1 y su glucosa es de 250 mg/dl o más, fíjese si tiene cetonas en la orina. Usted no debe hacer ejercicio si hay cetonas presentes.

El ejercicio es importante para bajar su nivel de glucosa en la sangre de forma rápida, recuerde que la actividad física debe ser parte de su estilo de vida, no una herramienta utilizada solo para lograr un buen resultado de su medición cuando su glucosa esta alta.

Hacerse su prueba de A1C de forma periódica (y recomendada por su médico) podrá ayudarlo a usted y a su médico a determinar si su control de glucosa en la sangre está en el nivel deseado. Y cuando usted usa su medidor para medirse el nivel en casa o en el trabajo, asegúrese de identificar patrones en los resultados.

Esto puede ayudarlo a usted y a su equipo médico de diabetes entender si necesita ajustar su plan de alimentación, medicamentos, o ambos. Lo más importante que usted puede hacer para controlar bien su diabetes es controlar su nivel de glucosa, y hacer ejercicio es muy importante para poder lograr este objetivo.

Pero también existe una manera muy importante de bajar el nivel de glucosa y esto es con alimentos que contribuyen a reducirla, alimentos por cierto muy nutritivos y deliciosos. Desde el sitio Astook te lo compartimos.

11 alimentos que reducen la glucosa en la sangre

La canela

La canela es efectiva en la reducción de glucosa en la sangre, evitando de esta manera desarrollar la diabetes de tipo 2. Diversos análisis han demostrado que la canela entera como los extractos de canela reducen la glucemia en ayunas.

Asimismo, la canela controla el colesterol y los triglicéridos. Para ello, es aconsejable la canela de Ceilán, la cual es efectiva reducir directamente la glucosa. También, tomar grandes dosis de canela puede ser peligroso, por lo que se recomienda consumirla únicamente una vez al día y en ayuna.

El ajo.

El ajo se ha utilizado durante años para reducir los niveles del colesterol. Pero también ayuda a bajar el azúcar en la sangre. Varios estudios han informado que el ajo aumenta la cantidad de insulina disponible en personas con diabetes, lo cual es beneficioso para la reducción de glucosa en el torrente sanguíneo.

Además, el ajo contiene grasas monoinsaturadas, ideales para aportar energías al organismo.

Arándanos

Los arándanos contienen antocianinas; nutrientes que se encuentran generalmente en las frutas y verduras de colores azules, morados o rojas. También se encuentran en la miel, té, vino, nueces, aceite de oliva y chocolate. Los frutos azules, morados o de piel roja tienen las concentraciones más altas.

Un estudio informó sobre los beneficios de la adición de arándanos a la dieta de las personas obesas que tenían diabetes. Después de un par de batidos de arándanos al día durante seis semanas, la sensibilidad a la insulina mejoró.

Los nutrientes que se encuentran en los arándanos no sólo mejoran la sensibilidad a la insulina, sino que afectan directamente el azúcar en la sangre después de una comida. Asimismo, la antocianina encontrada en los arándanos tiene ciertas enzimas digestivas, las cuales facilitan la digestión.

Además, los arándanos también están llenos de antioxidantes que combaten el daño de los radicales libres, el envejecimiento acelerado y enfermedades como el cáncer y el Alzheimer.

Las cerezas

Las cerezas, especialmente cerezas agrias, están llenas de antocianinas. Los alimentos altos en antocianinas tienen menos resistencia a la insulina, seguido de niveles bajos de inflamación.

La resistencia a la insulina evita que la insulina funcione correctamente para controlar el azúcar en la sangre en rangos normales. Comer una dieta rica en antocianinas puede significar un mejor uso de insulina y azúcares en la sangre más bajos.

Vinagre de Manzana

El vinagre de manzana ha sido popular en los círculos de alimentos saludables durante mucho tiempo. El ácido acético en el vinagre de manzana reduce algunas enzimas en el estómago.

Un estudio informó que beber una mezcla de vinagre de manzana y agua antes de comer tiene beneficios para la salud. De tal modo que ayuda a aumentar la sensibilidad a la insulina y reduce los niveles altos de glucosa en la sangre después de comer alimentos almidonados.

La semilla de chía

La semilla de chía, es un antiguo grano que estabiliza el azúcar en la sangre, controla los efectos de la diabetes y ayuda a eliminar los síntomas relacionados con el síndrome metabólico, incluyendo desequilibrios en el colesterol.

Además, aporta componentes necesarios para el organismo como magnesio, potasio, fibra, ácido fólico, hierro y calcio.

Aguacates

Los aguacates están llenos de grasa monoinsaturadas, las cuales ayudan a retardar la liberación de azúcares en el torrente sanguíneo, lo que provoca menos liberación de insulina.

Asimismo, los aguacates contienen beta-sitosterol, un compuesto que podría ayudar a reducir la inflamación después de un entrenamiento físico intenso.

Mangos

Los mangos son frutas dulces, sin embargo, puede reducir el azúcar en la sangre. Según la investigación publicada en la revista Nutrition and Metabolic Insights indican que el consumo diario de 10 gramos de mango, que equivale a aproximadamente a un mango, puede ayudar a disminuir el azúcar en la sangre en personas obesas.

Además, el mango contiene más de 20 diferentes vitaminas y minerales, incluyendo vitaminas C y A, folato y fibra, lo cual es beneficioso para la salud en general.

Especias

Según un estudio en el Journal of Medicinal Food, una mezcla de especias combinadas con alimentos mejoró el metabolismo tanto de la glucosa como del colesterol, reduciendo los niveles de azúcar en la sangre y de insulina.

La semilla de alholva y la cúrcuma son particularmente antidiabéticos, pero en algunos estudios la semilla de comino, la mostaza, el jengibre, la hoja de curry y el cilantro también muestran propiedades saludables para combatir la diabetes.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es rico en grasa monoinsaturadas, impide la acumulación de grasa del vientre y también la resistencia a la insulina. Además, estimula la liberación de la hormona leptina, encargada de suprimir el apetito.

Huevos

Un estudio publicado en 2008 en el International Journal of Obesity encontró personas con sobrepeso y obesas que comieron dos huevos al día para el desayuno, perdieron 65 por ciento más de peso que aquellos que comen un desayuno similar sin huevos. Por ello, comer huevos puede controlar el hambre al reducir la respuesta de insulina después de las comidas. Asimismo, regula el apetito evitando comer en exceso.

Los alimentos que hemos detallado son excelentes para reducir la glucosa ya que son bajos en grasa, altos en contenido de fibra y proteínas, lo cual es beneficioso para reducir el riesgo de diabetes y enfermedades del corazón.

Comenta esto con tus amigos

Wendy

Wendy Duque, es economista de profesión, sin embargo la salud es una de sus principales pasiones, por lo que se ha dedicado a investigar, analizar y buscar temas que contribuyan con nuestra salud y especialmente el mantener el peso ideal en nuestro cuerpo.

Suscríbete Ya

Únete a la comunidad más grande de salud para mantener nuestro peso ideal. Excelentes consejos para ti.

Te has suscrito exitosamente. Revisa tu correo

Pin It on Pinterest

Share This