Estos son los beneficios del ajonjolí o sésamo

El sésamo o ajonjolí, es una planta cuya semilla es el ajonjolí, tiene múltiples usos en la gastronomía y posee grandes beneficios y propiedades para nuestro cuerpo. Además es un aliado a la hora de mantener nuestro peso ideal o bajar de peso.

El perfil nutricional de esta semilla es muy interesante. El sésamo está formada principalmente por ácidos grasos insaturados (poli y monoinsaturados), también nos aporta proteína vegetal y fibra. En cuanto a los micronutrientes, el ajonjolí es fuente de minerales como magnesio, fósforo, hierro, calcio, zinc, potasio y vitaminas como la B1 o Tiamina, folato o B9 y vitamina E.

10 beneficios del ajonjolí o sésamo

La semilla de sésamo es pequeña, de forma ovalada, plana y pueden encontrarse en diversas variedades. Los orígenes de la semilla de sésamo se remonta a miles de años de antigüedad, su cultivo y consumo se estima se desarrolló en las regiones tropicales como en la India, luego pasó a formar parte de los cultivos en latinoamérica.

Te contamos los grandes beneficios de esta semilla deliciosa para acompañar las comidas.

1.- El sésamo contribuye a reducir los niveles de colesterol en la sangre debido principalmente a su contenido en lecitina (ácido graso insaturado). La lecitina disuelve las grasas y previene su adherencia a las paredes de las arterias.

2.- Estas semillas contribuyen a regular y mejorar la función intestinal debido al contenido en fibra que poseen. Nos ayudará a prevenir el estreñimiento y a prevenir enfermedades del tracto intestinal.

3.- El ajonjolí contribuye a que nuestro sistema cardiovascular realice sus funciones correctamente y se reduzcan las posibilidades de padecer dolencias cardiovasculares.

4.- La proteína vegetal de ajonjolí está formada por uno de los 8 aminoácidos esenciales (la metionina). Es una excelente fuente de proteína vegetal para veganos para incorporar a una dieta habitual.

5.- El sésamo nos proporciona hierro, un micromineral que participa en diferentes funciones en nuestro organismo: es imprescindible para transportar el oxígeno, participa en la producción de hemoglobina y de colágeno. Su carencia es relativamente común, especialmente en mujeres, pudiendo provocar anemia ferropénica.

6.- El magnesio que nos proporcionan las semillas de ajonjolí contribuye al correcto funcionamiento de nervios y músculos y en ayuda a mantener nuestros huesos fuertes.

7.- Las semillas de ajonjolí son un excelente complemento para las personas que tengan problemas circulatorios o que deseen prevenirlos. Además están especialmente indicadas para hemorroides.

8.- El sésamo es un aliado para cuidar de nuestro hígado y a prevenir la migraña originada por problemas en el funcionamiento en éste órgano.

9.- El aceite de sésamo de primera presión en frío y ecológico nos aporta las propiedades de las semillas y lo podemos usar tanto de forma interna como externa, pudiéndolo utilizar para mejorar dolencias de la piel, prevenir su envejecimiento prematuro, eliminar o diseminar las arrugas finas y protegernos del sol.

10.- La combinación del calcio y el fósforo que contienen las semillas de sésamo resultan muy beneficiosas para cuidar de nuestros huesos y dientes y contribuyen a prevenir enfermedades óseas.

Como consumir el ajonjolí

1- Puedes ponerlas semillas en cereales y ensaladas

2- Puedes usar el aceite de ajonjolí para aderezos de ensaladas

3- Se les puede poner a las pastas o fideos para añadir sabor y aumentar su valor nutritivo.

4.- Bebida o leche vegetal de sésamo: batir 100 gramos de semillas de sésamo (remojadas previamente en agua durante 6 a 8 horas) con 1 litro de agua. Colar y añadir stevia, canela, cardamomo u otros endulzantes naturales. Se mantiene en la nevera o refrigerador máximo 3 días.




5.- Molidas o machacadas: pon el sésamo en un molinillo y muele varias veces. Muele sólo la cantidad de sésamo que vayas a consumir en ese mismo momento porque sino el aceite que contienen se enrancia y pierde sus propiedades. También puedes poner el ajonjolí en un mortero y machacar ligeramente las semillas.

6.- Gomasio: es un condimento de origen japonés que consiste en mezclar las semillas de sésamo molidas con sal de mar. Para hacer gomasio sólo tienes que tostar las semillas de ajonjolí en una sartén a fuego bajo (no añadas aceite). Cuando se estén empezando a tostar añade echa la sal de mar y cuando las semillas de sésamo estén doradas retira la sartén del fuego y echa el contenido en un mortero, muele ligeramente y luego lo echas a un bote de cristal. La proporción de ajonjolí y sal puede ir desde 5 partes de sésamo por 1 de sal hasta 8 de sésamo por 1 de sal. Las propiedades y beneficios del gomasio son las mismas de las semillas de sésamo. Puedes usar gomasio para condimentar todo tipo de platos salados. También puedes añadir jengibre, cúrcuma o ajo.

7.- Aceite de sésamo: lo podemos usar tanto en la elaboración de platos fríos como aliños de ensaladas, como para remedios caseros para mejorar el estado de la piel, como protector solar o para el cabello estropeado. Aquí puedes ver más sobre los beneficios del aceite de sésamo.

8.- Tahini o tahin: es una pasta hecha con semillas de sésamo molidas que pueden estar tostadas o naturales. El tahini se puede añadir a aliños o puede sustituir otras salsas. Se le puede añadir especias como pimentón, un chorrito de limón, etc.

El sésamo o ajonjolí es ideal para bajar de peso

El sésamo o ajonjolí es una semilla que aporta beneficios para adelgazar, pues contiene:

  • Fibra soluble: lignanos, mucílagos.
  • Fibra insoluble: celulosa, hemicelulosa.
  • Ácidos grasos insaturados: omega 3 y omega 6.
  • Antioxidantes: zinc, vitamina E y del grupo B.
  • Otras sustancias como lecitina.

El sésamo cuyo nombre científico es Sesamum indicum, permite peder peso a través de los siguientes mecanismos:

  • Aumenta el peristaltismo intestinal, mejorando la depuración del organismo. Esto se logra gracias a su contenido en fibras insolubles.
  • Brinda saciedad gracias a su contenido en mucílagos.
  • Reduce la absorción de grasas a nivel intestinal, además de emulsionarlas.
  • Aumenta la concentración de colesterol bueno o HDL a nivel hepático.
  • Aumenta la combustión de grasas acumuladas, permitiendo que estas se dirijan a las células para su degradación y combustión para obtener energía.
  • A través de estos mecanismos las semillas de sésamo o ajonjolí actúan permitiendo reducir de peso y adelgazar en forma saludable.

Sólo debes tener presente no consumir grandes cantidades se semillas de sésamo, ya que aportan 598 calorías por cada 100 grs de semillas en crudo. Un puñado diario incorporado a yogures descremados, sopas, purés, puede ayudar a perder peso.




La dieta de sésamo o ajonjolí para bajar de peso

Puedes encontrar el sésamo en varias presentaciones, como harina para preparar panes, bollos y tartas, como aceite para aliñar ensaladas o harina de la semilla tostada y molida para ser usada en arroces, pescados, zumos e yogures.

Desayuno: 1 vaso de leche desnatada + 1 fruta+ 3 galletas de sésamo

Media mañana: 1 barrita de cereales+ 1 yogur light + vaso de zumo natural con harina de sésamo. Barrita de cereales, protéicas, energéticas, fibras o frutas

Comida o almuerzo: ensalada de hojas verdes +legumbres+ 1 filete de pollo (puedes cambiar a cada día tu fuente de proteína por otras, como carne sin grasas o pescado) + 2 cucharas de arroz integral (o puré de patatas o macarrones integrales)

Postre: 1 rodaja de piña o gelatina light o 1 trocito de chocolate amargo o 1 taza de te rojo con edulcorante

Merienda o cena: Sopa de legumbres light o shake de frutas con leche desnatada o zumo natural con harina de sésamo o 2 cucharas de arroz integral + 1 filete de pescado o pollo a la plancha y verduras al vapor.

La manera más común de adquirir y consumir sésamo es en forma de semillas. Estas pueden encontrarse tanto incluidas en productos (pan tostado o galletas) como solas, para así añadirse a gran variedad de platos.

Otro de los modos más frecuentes de encontrar esta planta es en aceite, que se obtiene a partir del prensado en frío de las semillas. El aceite de sésamo le da un gusto particular y un toque aromático a las recetas a las que se añade, como ensaladas vegetales, de pasta, de arroz, de cuscús, macedonias o menestras de verduras, que también se pueden saltear con semillas de sésamo ligeramente tostadas.

Este aceite -al igual que el de soja- destaca por su riqueza en ácidos grasos poliinsaturados. Contiene un antioxidante natural, el sesamol, que lo hace estable y más resistente a la oxidación, sin necesidad de refinado.

Por ello, el de mayor calidad culinaria y nutricional es el aceite de sésamo sin refinar; un dato que conviene tener en cuenta para poder aprovechar todas sus propiedades.

Así hemos conocido los beneficios, propiedades y cómo bajar de peso con el ajonjolí o sésamo. Espero ser un aporte para tu plan de bajar de peso o mantener tu peso ideal. Recuerda que una dieta profesional la puedes conseguir con tu nutricionista, aquí solo te damos una guía para mejorar tu salud.

Con información de: Ecoagricultor, Facilisimo, Plantas para curar, Recetas para adelgazar y Buena Salud

Comenta esto con tus amigos

Wendy

Wendy Duque, es economista de profesión, sin embargo la salud es una de sus principales pasiones, por lo que se ha dedicado a investigar, analizar y buscar temas que contribuyan con nuestra salud y especialmente el mantener el peso ideal en nuestro cuerpo.

Suscríbete Ya

Únete a la comunidad más grande de salud para mantener nuestro peso ideal. Excelentes consejos para ti.

Te has suscrito exitosamente. Revisa tu correo

Pin It on Pinterest

Share This