La uva puede curar el cáncer

Estudios científicos recientes han llegado a la conclusión que la uva es una excelente fruta para prevenir el crecimiento tumoral, por ejemplo en caso de cáncer. Pero no solo es la fruta en si, sino también el extracto de su semilla.

En este sentido los investigadores del Centro de Cáncer de la Universidad de Colorado (CU), manifetaron que el extracto de semilla de uva es eficaz en la inhibición del crecimiento de células de cáncer colorrectal, es decir detiene su crecimiento y supervivencia; incluso lo hace sin dañar las células sanas, contrario a los efectos negativos de la quimioterapia y la radiación.

El extracto de semilla de uva (GSE por sus siglas en inglés) puede obtenerse a partir del aceite que se extrae de las uvas de vino tinto trituradas. Este líquido contiene gran cantidad de antioxidantes, bioflavinoides y una componente activo llamado B2G2 que el grupo de investigadores identificó como el que tiene la actividad biológica contra las células cancerígenas.

De acuerdo a Univisión los investigadores informaron que el extracto de semilla de uva crea condiciones desfavorables para el crecimiento de las células. En concreto, daña tanto el ADN de las células cancerosas (a través del incremento de las especies oxígeno reactivas) como las vías que permiten la reparación, lo que disminuyó el crecimiento de ciertos cánceres hasta un 67% y dio lugar a un crecimiento reducido, a daños en el ADN y a la muerte celular (apoptosis) de líneas celulares de diversos cánceres.

Para que un tratamiento sea efectivo contra el cáncer, debe ofrecer un número de beneficios terapéuticos para los pacientes, es decir debe prevenir la formación de nuevas células cancerígenas, prevenir que el cáncer y los tumores se difundan por el cuerpo y matar las células cancerígenas.

Pero existe más beneficios del extracto de semillas de uvas

El extracto de semillas no solo es efectivo para el cáncer de colon, sino que también puede ser efectivo contra otros tipos de cáncer, como el de próstata, el cáncer de mama, puede inducir la muerte de las células cancerígenas en la leucemia y jugar un rol muy importante reduciendo la expansión de cáncer oral.

El extracto de semillas de uvas o el aceite de semillas de uvas puede ser comprado en las tiendas naturales, en cápsulas o jarabe.

Como extraer aceite de semillas de uva

1 Remueve las semillas del orujo de la uva, que han quedado luego de haber hecho el jugo. El orujo de uva está formado por la piel de la uva, las semillas y los tallos.

2 Limpia completamente las semillas. La basura puede afectar la calidad del aceite y dañar tu extractor de aceite. Quita las partes grandes de basura y deja correr el agua sobre las semillas.

3 Coloca las semillas sobre un repasador para que se sequen.

4 Chequea el nivel de humedad de las semillas. Usa un probador de humedad para asegurarte de que la humedad no exceda el 10%. Las semillas húmedas producen muy poco aceite.

5 Enchufa y prende el extractor de aceite.

6 Coloca las semillas en el extractor. Una barrena de metal las aplastará a baja velocidad y el aceite irá hacia la jarra colectora.

7 Vierte el aceite en las botellas de almacenamiento. Séllalas ligeramente con un corcho o una tapa de rosca.

8 Almacena las botellas en un lugar fresco y oscuro, para evitar que el calor y la luz afecten la calidad del aceite y su vida útil.

Con información de Sendero Saludable, Wapa, Consejos Vida y Salud, eHow y Univisión

Comenta esto con tus amigos

Wendy

Wendy Duque, es economista de profesión, sin embargo la salud es una de sus principales pasiones, por lo que se ha dedicado a investigar, analizar y buscar temas que contribuyan con nuestra salud y especialmente el mantener el peso ideal en nuestro cuerpo.

Suscríbete Ya

Únete a la comunidad más grande de salud para mantener nuestro peso ideal. Excelentes consejos para ti.

Te has suscrito exitosamente. Revisa tu correo

Pin It on Pinterest

Share This