El jengibre es un tallo de sabor picante muy rico a la hora de aliñar nuestros alimentos, yo lo uso para preparar el aliño que condimenta de manera natural ciertas comidas, especialmente en carnes, pollos o pescado.

Debido a su sabor intenso puede ser usado como un sustituto de la sal para sazonar los alimentos y como tu sabes es mejor consumir menos sal y dar prioridad a este tipo de alimentos.

También lo he usado para cuando alguien se encuentra con alguna afección en la garganta, si es algún proceso infeccioso que está comenzando, las propiedades del jengibre hacen que desaparezca enseguida el malestar.

Te sorprenderás con todos los beneficios que tiene el jengibre

Su nombre científico es Zingiber officinale y puede ser comprado en tiendas de productos naturales y supermercados en su forma natural o en polvo, o en algunas farmacias en forma de cápsulas.

El jengibre pertenece a la misma familia que la cúrcuma y el cardamomo, la parte de la planta que se utiliza tanto en cocina como para remedios naturales es su raíz o rizoma, plagada de sus inconfundibles formas bulbosas.


Los grandes beneficios de la cúrcuma y su apoyo inmune

El jengibre se utiliza principalmente en la cocina asiática. En este tipo de comida, los rizomas se pueden agregar como ingrediente en muchos de sus platos o conservarse en vinagre y consumirse como aperitivo.

Además, el sabor picante hace que el jugo del rizoma se use como condimento en el marisco y el cordero en la cocina china.

En el caso de Occidente, el jengibre se emplea seco o en polvo para aderezar platos dulces. Puede encontrarse en caramelos, en el ginger ale o en algunos tipos de galletas.

Propiedades y Beneficios del jengibre

Las múltiples virtudes que se atribuyen al jengibre se deben sobre todo a su riqueza en aceites volátiles.

Es difícil hablar de las propiedades del jengibre y al mismo tiempo tratar de ser exhaustivo, ya que la raíz tiene más de 400 compuestos químicos en diferentes cantidades, destacando los carbohidratos, los lípidos y los compuestos fenólicos, además de fibra, proteínas, vitaminas, aminoácidos y minerales.

Esto lo vuelve uno de los alimentos, especias y raíces medicinales más completos.

En cuanto a las vitaminas presentes en las propiedades del jengibre cabe destacar que contiene vitamina C, con 5 mg por cada 100 gramos del rizoma, y en menor medida vitamina B6 o piridoxina, cuya química sirve tanto para tratar las náuseas y vómitos, como para estimular los receptores de la serotonina.

En cuanto a los minerales, destacan en diferentes cantidades el calcio, el cobre, el cromo, el fósforo, el hierro, el manganeso y el zinc. Y en cuanto a proteínas, contiene 5 g por cada 100 gramos de raíz. Además, algunos de sus compuestos como los polifenoles, flavonoides y taninos tienen propiedades antioxidantes.

Está considerado un remedio eficaz para el alivio de problemas intestinales, náuseas, vómito, aparte de resultar un buen antiinflamatorio y antiséptico.

Para el mareo y las náuseas

Reduce los síntomas asociados al mareo. Resulta muy útil para las náuseas de las embarazadas.

Para el mal aliento

Una técnica oriental consiste en utilizar un pequeño trozo de jengibre encurtido con vinagre para quitar el mal aliento y refrescar la boca después de las comidas.

Para la digestión

Favorece la eliminación de bacterias y otros microorganismos intestinales perjudiciales. Tomar habitualmente jengibre ayuda a mejorar la composición de la flora intestinal y ayuda a evitar la aparición de putrefacciones intestinales responsables de hinchazones abdominales y meteorismo. (Recomendable acompañar de probióticos)

Calorífico

El jengibre puede ayudar a la sudoración y es muy útil en resfriados y gripes; ayuda a tratar la amigdalitis, la roquera, el dolor de garganta, tos.

Tónico circulatorio

La combinación del estímulo de sudor y del torrente circulatorio induce a mover la sangre a la periferia. Esto lo hace apropiado para sabañones, hipertensión y fiebre. El jengibre también inhibe la agregación plaquetaria, por lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Antioxidante

El jengibre es rico en antioxidantes, que retrasan el proceso de envejecimiento.

Antiinflamatorio

Sus gingeroles, principales componentes activos del jengibre y responsables de su sabor picante, son aceites volátiles con propiedades antiinflamatorias muy potentes. Personas con artritis reumatoidea experimentan alivio en su dolor e hinchazón y mejorías en su movilidad cuando consumen jengibre regularmente.

Anticancerígeno

Los gingeroles también pueden inhibir el crecimiento de células de cáncer colorrectal, como sugieren los resultados de diferentes estudios.


El maní puede prevenir el cáncer de colon


Actividad muscular

Presenta un alto contenido en magnesio, calcio y fósforo, minerales que participan activamente en la contracción del músculo y en la transmisión del impulso nervioso. Constituye, pues, un remedio útil para prevenir y combatir espasmos musculares y debilidad muscular.

Bajar de peso

La raíz de jengibre tiene acción estimulante y por eso puede ayudar a aumentar el metabolismo y como consecuencia el gasto energético del cuerpo, pero sólo va a ser útil para bajar de peso si la persona hace dieta y actividad física.


Baja de peso con el durazno


Combate la migraña

Algunos estudios han demostrado que el jengibre en forma de cápsulas y en gel, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas, ayuda a combatir la migraña. Por lo general se recomienda 1 o 2 cápsulas de 550 mg al día.


15 remedios caseros para controlar la migraña


Dolor menstrual

Ingerir un extracto específico del jengibre durante la menstruación, zintoma goldaru, podría reducir los síntomas del dolor hasta un 62 por ciento en algunas mujeres.

Artrosis

En esta patología tomar jengibre podría reducir modestamente el dolor.

Es un afrodisíaco natural, al estimular la libido.

Es un antidepresivo natural.

Previene el cáncer de colon y de ovarios.

¿Cómo se toma el jengibre?

Las investigaciones médicas que se realizan con jengibre suelen utilizar el extracto (dosis de 250 mg) o la raíz cruda o cocida (unos 2 g).

Para prevenir los mareos, antes de emprender el viaje, es aconsejable tomar dos tazas de una infusión con rodajitas de jengibre fresco rallado y una cucharadita de flores de manzanilla. Se deja hervir el jengibre durante 15 minutos a fuego lento, se añade la manzanilla y se deja reposar cinco minutos antes de colar.

En los desplazamientos largos es recomendable llevar un termo con un par de tazas más de esta tisana. También es útil masticar un trozo de raíz cruda de jengibre, aunque es picante y su sabor puede no ser agradable a todos los paladares. Otra opción es tomarlo en forma de tintura: 10 gotas en medio vaso de agua antes de emprender el viaje.

Para el resto de indicaciones, también puedes tomar la infusión (hasta tres tazas diarias) o condimentar con la ralladura tanto platos salados como dulces. Para prevenir los mareos se van tomando sorbos de infusión –hasta tres vasos– a lo largo del día.

En cualquier caso, antes de tratar un problema con jengibre, recuerda que el diagnóstico de lo que te pasa tiene que hacerlo un profesional de la medicina.

Contraidicaciones en el uso del jengibre

En dosis altas puede producir gastritis y está desaconsejado en caso de úlcera gastroduodenal. A las embarazadas y madres lactantes se les recomienda en dosis bajas y durante periodos cortos. Tampoco conviene a niños menores de 6 años.

Cuando se consume en exceso, el jengibre puede causar dolor de estómago, sobre todo en personas que tienen el estómago sensible y en los niños, y también puede causar somnolencia. Además, no debe ser consumida por personas que toman medicamentos anticoagulantes.

Comer jengibre de forma regular ayuda a que la sangre sea más «líquida», siendo útil en casos de presión arterial alta, por ejemplo, pero debe ser evitado por personas que toman medicamentos como la warfarina, porque aumenta el riesgo de hemorragias.

Las personas con presión alta y que usan medicamentos para controlarla sólo deben consumir jengibre bajo orientación médica, ya que puede interferir con el efecto del medicamento, descontrolando la presión arterial.

Jengibre para bajar de peso

Uno de los usos más habituales de esta planta es en dietas para adelgazar. Esto se debe a que gracias a sus diversas propiedades digestivas, de aceleramiento metabólico junto a su poder de reducir la inflamación y mejorar el sistema muscular, lo hacen ideal para la gente que busca perder peso de forma simple y duradera.

Como toda forma para reducir la grasa corporal, la utilización del jengibre para adelgazar se debe acompañar de un cambio de hábitos, de ejercicio regular, así como de una dieta variada y equilibrada.

Se han realizado diversos estudios para comprobar cómo actúa y funciona el jengibre para perder peso. Incluso se llegó a comprobar que su consumo ayuda a que el cuerpo tenga una sensación temprana de saciedad, evitando de esta manera que comamos en exceso.

Con información de: CuerpoMente | TuaSaúde | EcoCosas | Cuídate Plus | Alimente