La conjuntivitis es una irritación del ojo, comúnmente se la llama «ojo rojo», se caracteriza por la inflamación de la conjuntiva que cubre la parte blanca del globo ocular. Generalmente es ocasionada por una alergia o infección viral o bacteriana.

Los ojos se ponen rojos y se hinchan, y a veces producen una descarga pegajosa. Puede tener conjuntivitis en uno o ambos ojos. Algunos tipos de ojo rojo son muy contagiosos (se transmiten fácilmente de persona a persona).

Los síntomas incluyen enrojecimiento, picazón y ojos llorosos. También puede provocar secreciones o formación de costras alrededor de los ojos.

Estos son los tres tipos de conjuntivitis

La conjuntivitis viral

Es el tipo más común de conjuntivitis. Está causada por el mismo virus que causa el resfrío común. Esta conjuntivitis es muy contagiosa y se suele trans-mitir en escuelas y otros lugares concurridos. En general, causa ardor, ojos rojos y descarga acuosa.

La conjuntivitis bacteriana

La conjuntivitis bacteriana también es muy contagiosa. Una infección bacteriana causa este tipo de conjuntivitis. Con la conjuntivitis bacteriana, tiene dolor, ojos rojos y mucho pus pegajoso.

La conjuntivitis alérgica

La conjuntivitis alérgica es un tipo de conjuntivitis que proviene de una reacción alérgica a algo. No es contagiosa. La conjuntivitis alérgica hace que los ojos tengan mucha picazón, se pongan rojos y acuosos.

20 mejores remedios caseros para la conjuntivitis

1. Pan congelado

Se mete una rebanada de pan al congelador y se aplica el pan frío sobre los ojos cerrados. Esto ayuda a aliviar la hinchazón y aliviar la picazón.

2. Compresas de papa

Se pueden hacer compresas de papa para aliviar la inflamación. Se ralla la papa con un rallador de queso y se pone la pulpa sobre los ojos cerrados.




3. Agua con miel

La miel ayuda a destruir la infección. Se echan unas cucharadas de miel de abeja en un vaso de agua, se revuelve bien y se lavan los ojos con el agua.

4. Miel y leche

Se calientan dos cucharadas de leche pero que no hiervan. Se le agregan dos cucharadas de miel de abeja y se revuelve hasta obtener una mezcla uniforme. Con un gotero se echan 2 o 3 gotas en el ojo varias veces al día. Otra opción es utilizar la mezcla en compresas y ponerlas sobre los ojos. Las propiedades antibacterianas de la miel y los efectos calmantes de la leche pueden traer alivio en 24 horas.

Observa también: Mitos y verdades sobre la leche y sus derivados

5. Infusión de sello de oro

La planta sello de oro es especialmente beneficiosa si la conjuntivitis es causada por una infección. Se cree que la berberina en el sello de oro puede matar estafilococos y estreptococos, los cuales pueden causar la conjuntivitis.

Prepare una infusión echando 2 cucharaditas de sello de oro en una taza de agua hirviendo. Deje reposar por unos 5 minutos y póngase compresas mojadas con la infusión.

Otra opción es mezclar 1/8 de cucharadita de cada una de las siguientes plantas: sello de oro, consuelda y manzanilla. Se le añaden a una taza de agua hirviendo y se deja reposar durante 15 minutos. Se lavan los ojos con la infusión.

6. Remedio casero con manzanilla

Esta planta medicinal posee fuertes propiedades antiinflamatórias y antisépticas que ayudan a aliviar la inflamación, el enrojecimiento y la secreción de los ojos.

Ingredientes

1 cda de hojas de manzanilla;
250 ml de agua.

Método de preparación

Colocar el agua en una olla y cuando comience a hervir se debe apagar el fuego y añadir la cucharada de manzanilla, a continuación se debe dejar reposar hasta que esté tibio. Luego se debe colar y remojar una gasa limpia y pasarla suavemente sobre el ojo cerrado, hasta 3 veces por día.

Esta compresa también puede ser hecha con las hojas secas de caléndula, otra planta que tiene excelentes propiedades antiinflamatórias y antibacterianas.

7. Remedio casero con agua fría

Este remedio con agua fría sirve para cualquier tipo de conjuntivitis, ya que el agua fría ayuda a disminuir la hinchazón y a lubricar los ojos, disminuyendo los síntomas de la conjuntivitis.

Ingredientes

Gasa o algodón;
250 ml de agua fría.

Método de preparación

Mojar un pedazo de algodón o una gasa limpia en agua fría y aplicarla en el ojo cerrado, dejándola actuar por algunos minutos hasta sentir mejoría de los síntomas. Cuando deje de estar frío, se debe cambiar y colocarse otra compresa fría.




Te interesa: El mito de los ocho vasos de agua

8. Remedio casero con zanahoria

Un buen remedio casero para la conjuntivitis es la compresa de zanahoria, ya que la zanahoria actúa como un antiinflamatório natural, ayudando a controlar los síntomas de la enfermedad.

Ingredientes

1 zanahoria;
Algodón o gasa.

Método de preparación

Se debe o rallar la zanahoria o pasarla por un pica todo para que libere el jugo. Una vez que se tenga el jugo se debe mojar la gasa o el algodón y se debe colocar la compresa sobre el ojo cerrado durante 15 minutos. Para mejorar el efecto, se recomienda renovar la compresa cada 5 minutos. Esto puede ser hecho 2 veces por día, siempre después de limpiar los ojos con agua o con suero fisiológico.

Revisa también: La zanahoria, ideal para reumatismo, gota, artritis y cálculos

9. Infusión de semillas de hinojo

Los compuestos antiinflamatorios y antioxidantes de las semillas de hinojo tienen la capacidad de reducir la irritación de la conjuntiva, promoviendo el alivio de la sequedad ocular y el ardor.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)
1 cucharada de semillas de hinojo (10 g)

Preparación

Hierve una taza de agua y agrégale las semillas de hinojo.
Lleva la infusión al refrigerador y déjala enfriar un par de horas.
Pasado este tiempo, cuela el líquido y aplícalo.

Modo de uso

Lava los ojos con la bebida, 2 o 3 veces al día.

10. Infusión de caléndula

La caléndula es una planta con propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que pueden ayudar en el tratamiento de los ojos inflamados y resecos.

Su uso externo es una solución contra la conjuntivitis, ya que disminuye la inflamación y evita el crecimiento excesivo de bacterias.

Ingredientes

1 cucharada de flores de caléndula (10 g)
1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega las flores de caléndula en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 20 minutos.

Modo de uso

Sumerge un par de trozos de algodón en el líquido y aplícalos como compresas sobre los ojos.
Deja que actúen 10 minutos y repite su uso 2 veces al día.

11. Otro remedio casero con papa o patata cruda

El agua y los antioxidantes contenidos en el zumo natural de patata son complementos que ayudan a disminuir la inflamación y dolor en los ojos.

Es un remedio idóneo para la conjuntivitis, dado que también calma el enrojecimiento y la comezón.

Ingredientes

1 patata

Preparación

Pela la patata, lávala con abundante agua y córtala en varias rodajas.
Llévala al refrigerador, 2 o 3 horas, hasta que estén bien frías.

Modo de uso

Pon las rodajas de patata frías sobre los ojos y, cuando empiecen a adquirir una temperatura ambiente, intercámbialas.
Aplícalas durante 10 o 15 minutos, una vez al día.

12. Té verde

El té verde contiene sustancias antioxidantes que ayudan a proteger los ojos contra las agresiones causadas por los químicos, el sol y las bacterias.

Su aplicación en compresas mejora la circulación en la zona y, de paso, alivia la irritación que sufre la conjuntiva debido a las infecciones.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)
2 cucharadas de té verde (20 g)

Preparación

Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el té verde.
Deja reposar la bebida en el refrigerador, hasta que esté bien fría.

Modo de uso

Sumerge varios trozos de algodón en el líquido y aplícalo sobre los párpados.
Deja que actúe 10 minutos y repite su uso 2 o 3 veces al día.

13. Puré de manzanas

El puré de manzanas tibio ayuda a disminuir la inflamación de la conjuntiva y, de paso, mejora la circulación y aumenta la lubricación en el globo ocular.

Su aplicación en casos de conjuntivitis controla el enrojecimiento y disminuye el ardor.

Ingredientes

1 manzana

Agua (la necesaria)

Preparación

Corta una manzana en varios trozos y ponlos a hervir en abundante agua.
Una vez ablanden, sácalos del agua y tritúralos con un tenedor hasta obtener un puré espeso.
Deja que se enfríe durante 15 o 20 minutos, de modo que quede tibio.

Modo de uso

Pon el puré de manzana en un paño limpio y aplícalo como emplasto sobre los ojos cerrados.
Deja que actúe 10 minutos, y úsalo 2 veces al día.




Elige cualquiera de estos remedios y combate los síntomas de la conjuntivitis antes de que te provoquen más molestias.

Te interesa conocer: A Bajar de Peso con la manzana

Recuerda evitar el contacto con posibles elementos contaminados, como los cosméticos, ya que en algunos casos este problema es contagioso.

14. Uso del hielo para la conjuntivitis

El hielo puede constreñir los vasos sanguíneos. Esto puede reducir el flujo de sangre, esto puede ayudar también a reducir el flujo de la sensación de dolor y la picazón en el ojo.

15. Miel pura de abejas

La miel es antiinflamatoria naturalmente muy efectivo para tratar la conjuntivitis. También tiene propiedades antisépticas. La aplicación de un poco de miel en los ojos puede ayudar a reducir la inflamación. Esto reducirá la comezón y el dolor. La calidad de la miel hidratante eliminará la sequedad también. Para ello sólo hay que poner unas gotas de miel en los ojos.

16. Jugo de limón

El jugo de limón tiene antibióticos y propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar los síntomas de la conjuntivitis. Es rica en vitamina C y puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico para combatir la infección. Sin embargo, se debe diluir con agua para que no aumente la irritación. Poner un poco de jugo de limón diluido en el párpado puede ser eficaz en la conjuntivitis.

Mira también: Increíbles propiedades y beneficios del limón

17. Compresa caliente

Una compresa caliente en el párpado puede ser muy efectiva en la reducción de la inflamación. Para ello debes empapar un paño limpio en agua caliente, y aplicar la tela sobre el párpado. Mantenerlo allí durante unos minutos. Repite el proceso tres o cuatro veces. Con este remedio casero podrás obtener alivio de la comezón y el dolor que produce la conjuntivitis.

18. Aloe Vera para conjuntivitis alérgica

Esta es una hierba comúnmente disponible en casi todos los hogares. Tiene un efecto calmante, es antiinflamatoria y un buen hidratante natural para la piel, por ello su uso para mascarillas caseras y tratamientos de belleza es tan empleada.

Puedes cortar una hoja de aloe vera y en su gel resultante mojar un algodón en bola para su posterior aplicación sobre el ojo afectado con la conjuntivitis.

Te interesa: Los sorprendentes y poderosos beneficios de la sábila

El jugo de aloe vera también se puede utilizar para lavar los ojos. Para esta sólo necesitarás disolver el jugo de aloe en agua hervida, enfriarlo y luego utilizarlo para lavar los ojos.

19. El pepino

El pepino tiene muchas propiedades y muchas relacionadas con la belleza. Entre ellas, está que calma y relaja los ojos cansados y también el enrojecimiento. Además es rico en vitamina E, en aceites y en agua. En general, es otro de los remedios caseros para evitar la conjuntivitis.

Revisa también: El pepino dulce y sus potentes propiedades para la salud

Lo más sencillo es cortar un pepino en rodajas y colocarlas sobre los ojos en torno a 10 o 15 minutos. Esto causará una bajada de la hinchazón en los ojos. Las rajas de pepino deben colocarse nada más ser cortadas para que no pierda propiedades.

20. Lágrimas artificiales

Este no es uno de los remedios caseros, pero también te puede ayudar a calmar la conjuntivitis. Se pueden adquirir las gotas para los ojos o llamadas también lágrimas artificiales que pueden calmar los síntomas. Acompáñalo de compresas de agua fría o tibia, ya que siempre va a aliviar a calmar los ojos.

De esta manera hemos revisado los mejores remedios caseros para la conjuntivitis, esperamos ser una ayuda si padeces esta irritación de los ojos. Como siempre te recomendamos que visites al especialista si cualquiera de estas aplicaciones no han dado resultado.




Con información de: Mis Remedios Caseros, Tua Saude, Mejor con Salud, La Vida Lucida, Bekia Salud y American Academy of Ophthalmology