¿Por qué consumir té para mejorar tu salud?

Numerosos estudios en el presente analizan cuál bebida es mejor para tu organismo y por qué. Algunos apuntan a favor del café y otros a favor del té.

Lo cierto es que el consumo excesivo de café puede ser perjudicial para la salud, debido a las grandes cantidades de cafeína que puedes ingerir con tan solo sobrepasar el límite diario de tazas. Dicho esto, el té (gracias a sus componentes) ha venido aumentando su auge progresivamente. Puedes aprender más sobre estimulantes del té en Nutrición Sin Más.

Millones de personas alrededor del mundo han decidido optar por beber de éste antes que tomar café. ¡Conoce el por qué y cuál es mejor para ti!

Conoce el té desde sus orígenes

El té es proveniente de China, aunque también la consumen muchos países entre los que destacan Inglaterra y la India.

Es una bebida que se prepara gracias a la planta Camelia sinensis, de la cual utilizan sus hojas. Existen diversos tipos del mismo según el tratamiento que se le dé a las hojas de la planta, por ejemplo: el té verde, el té negro, el té rojo, el té azul y el té blanco.

La misma se prepara sumergiendo las hojas del té en agua caliente, se dejan reposar unos minutos y el agua absorberá el sabor de las hojas para que puedas disfrutarlo.

En la actualidad, su consumo se asocia con grandes beneficios para mantener y mejorar la salud. Según estudios y según el tipo de té que consumas, pueden llegar a prevenir enfermedades del corazón, contener propiedades anti envejecimiento o incluso, pueden favorecer a la pérdida de peso.

Té verde y té negro

El té verde es uno de los más consumidos a nivel mundial y al cual se le atribuyen numerosas propiedades beneficiosas para la salud.

Tanto al té verde como al té negro se les asocia con la pérdida de peso y grasa corporal. Si consumes alrededor de dos o tres tazas de té verde o negro al día, tu metabolismo acelerará y por lo tanto tu cuerpo quemará más calorías y perderás más grasa y peso.

Por otra parte, el té verde tiene propiedades rejuvenecedoras, previene el cáncer, disminuye niveles de azúcar en la sangre y está cargado de antioxidantes que te protegen de enfermedades.

El té verde es muy bueno si lo preparas de la manera correcta. No debes dejar que el agua llegue al punto de ebullición cuando lo prepares.

Es recomendable tomarlo después de las comidas, ya que mejora la digestión.

Aquí puedes aprender un poco más sobre el té verde y sus beneficios para la salud.

Té rojo y blanco

El té rojo se asocia con la disminución de azúcar y triglicéridos en la sangre, así como también con la pérdida de peso al ser una bebida termogénica. A su vez alivia la hinchazón abdominal.

Éste tipo de té es alto en antioxidantes, lo cuál te permitirá mantenerte alejado de enfermedades gracias a la purificación que éste causa sobre tu sistema inmune.

Es similar al té verde, su diferencia radica en la fermentación de cada uno de ellos.

Por otra parte, el té blanco es considerado uno de los más potentes, debido a la gran cantidad de antioxidantes que este contiene.

Aporta grandes beneficios tales como: favorecer a la pérdida de peso, disminuir riesgos de padecer cáncer, proteger la dentadura contra las caries, combatir la fatiga, prevenir infartos, etc.

A diferencia del té verde, contiene la mitad de cafeína, cuatro veces más polifenoles y antioxidantes y es diez veces mejor en cuanto a la producción de lípidos. ¡Anímate a probarlo!

Té azul

Este tipo de té es también conocido como el “Té de Oolong” y contiene numerosas propiedades, además de un agradable sabor.

Entre sus principales beneficios tenemos que, colabora con la pérdida de peso y quema de grasa debido a las grandes cantidades de antioxidantes, no será un cambio inmediato, pero puedes observar como pierdes kilos poco a poco gracias a su consumo.

Lee también: Cuatro tipos de café saludables

Para aprovechar aún más sus propiedades, se debe preparar correctamente. Por cada cucharadita de té de hojas azules, agrega una taza de agua mineral. El agua debe estar entre los noventa y cien grados centígrados y debes dejar reposar las hojas por tres minutos.

Es recomendable consumir el té azul una hora antes de tus principales comidas o una hora después, si deseas endulzarlo puedes probar con una cucharadita de miel o stevia (no uses azúcar). Recuerda ser constante y tomarlo todos los días.

¿Cuál consideras que es el mejor té para ti? ¡Pruébalos todos!

Comenta esto con tus amigos

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, autora en Baja de Peso Ahora. Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. @edigomben

Suscríbete Ya

Únete a la comunidad más grande de salud para mantener nuestro peso ideal. Excelentes consejos para ti.

Te has suscrito exitosamente. Revisa tu correo

Pin It on Pinterest

Share This