¿Por qué se relaciona el calcio con el consumo de lácteos?

Muchas personas relacionan el calcio con el consumo de lácteos y productos asociados. Es un error – realmente existe una enorme variedad de alimentos de origen vegetal que pueden proporcionar a nuestro cuerpo el calcio suficiente. Además, su asimilación es más simple y natural que la proporcionada por fuentes de origen animal.

Se busca evitar el consumo de leche por su contenido en colesterol, grasas saturadas, proteínas alergénicas, lactosa y algunas trazas contaminantes. Además, se encuentra vinculada con el comienzo de la diabetes (juvenil) tipo 1 y otro tipo de trastornos graves.

Prevenir la pérdida de calcio es fundamental para mantener los huesos fuertes, más que aumentar su ingesta. Algunas culturas consumen pocos productos lácteos o directamente, no los consumen, tomando menos de 500 miligramos de calcio por día. Estas personas normalmente tienen un bajo índice de osteoporosis. Los expertos consideran que el ejercicio y otro tipo de factores están relacionados con la osteoporosis, más que la toma de calcio.

Prácticamente todo el calcio que contiene nuestro organismo se halla en los huesos. Una pequeña cantidad está en el flujo sanguíneo, encargado de contraer los músculos, mantener el ritmo cardíaco y transmitir los impulsos nerviosos. Regularmente solemos perder calcio a través de la orina, las heces y el sudor. Esta pérdida se renueva extrayendo calcio de los huesos o de la dieta.

Constantemente los huesos se están regenerando y lesionando. Hasta los 30 años generamos más tejido óseo del que perdemos. Posteriormente, los huesos tienden a lesionarse más de lo que lograr volver a generarse. La pérdida de calcio en exceso puede dar lugar a osteoporosis o huesos frágiles. Todo depende del tipo y cantidad de proteínas que se consumen, el tipo de dieta que se tenga y el estilo de vida.

Factores que influyen en la pérdida del calcio

  • Las dietas ricas en proteínas producen mayor pérdida a través de la orina, del calcio. Las proteínas de origen vegetal se mantienen mejor en el organismo que las animales. Por esto se considera que los vegetarianos tienen los huesos más fuertes que los consumidores de carne.
  • El sodio también favorece la pérdida de calcio a través de la orina.
  • El tabaco tampoco repercute desfavorablemente.
  • La cafeína también es mala, produce pérdida de calcio.

Los factores que promueven la generación de tejido óseo

  • Para mantener una buena salud de nuestros huesos, el ejercicio es fundamental.
  • La luz solar hace que el cuerpo produzca la vitamina D, generadora de tejido óseo.
  • La ingesta de vegetales y frutas también ayuda a mantener el calcio en los huesos en buen estado.
  • Consumo de calcio en los vegetales. Este se encuentra sobre todo en los frijoles y vegetales más verdes.

Fuentes vegetales de calcio para veganos

Una dieta moderada y ejercicio te ayudarán a proteger tus huesos. Los vegetarianos que lleven un estilo de vida activo es probable que no necesiten tanto calcio. Es importante ingerir alimentos ricos en este producto todos los días. Además, existen fuentes estupendas que no tienen que ver con la leche.

Las verduras que debes conocer como más portadoras de calcio son: las espinacas (210mg por cada 100g), la col rizada (150mg por cada 100g), la cebolla, las acelgas, los berros, los grelos, el brócoli y el cardo. Las legumbres, como los garbanzos (134mg por cada 100g), las judías blancas (70-117mg por cada 100g), las lentejas y la soja, son ricas en esto. Algunos frutos secos como las almendras, las nueces, las avellanas o los pistachos, también destacan por esto.

Lo que las lecheras no quieren que sepas

  • Los productos verdes como el brócoli o la col, son mejores que la leche como fuente de calcio.
  • Los productos lácteos contienen mucho contenido graso, así como calorías.
  • La leche contiene una escasa cantidad de hierro. Además, causa pérdida de sangre del tracto intestinal, agotando el hierro del organismo.
  • Según un estudio realizado a 142 niños con diabetes, el 100% de ellos contenía altos niveles de un anticuerpo contra una proteína que procedía de la leche de vaca. Se cree que estos anticuerpos pueden destruir las células del páncreas que dan lugar a la insulina.
  • Puede estar contaminada con un exceso de vitamina D o antibióticos. Un estudio examinó 42 muestras de leche y solo el 12% mostraron tener la cantidad adecuada de vitamina D.
  • La lactosa no es buena para el cuerpo, produce gases y diarreas. Libera galactosa, un azúcar asociado con el cáncer de ovarios y las cataratas.
  • Es una fuente de alergia constante. Algunos de los síntomas son leves y pueden ser asociados con otras cosas.
  • Cólicos. Hay que tener en cuenta que las madres que toman leche de vaca y están dando el pecho a sus hijos, le están transfiriendo estas proteínas al pequeño, por lo que los cólicos pueden producirse. Suceden en uno de cada cinco infantes.
Comenta esto con tus amigos

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, autora en Baja de Peso Ahora. Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. @edigomben

Suscríbete Ya

Únete a la comunidad más grande de salud para mantener nuestro peso ideal. Excelentes consejos para ti.

Te has suscrito exitosamente. Revisa tu correo

Pin It on Pinterest

Share This