Cuando era niña, me fascinaba comer la remolacha o betabel, la forma de preparación de mi madre nos hacía ver que comíamos el más rico de los dulces. Por supuesto que la puedes preparar de diferentes maneras y realmente es deliciosa, además de sus propiedades y grandiosos beneficios.

Propiedades de la remolacha

La remolacha o betabel es un alimento muy antiguo que originariamente se cultivaba en las costas del norte de África, Asia, y Europa, aunque actualmente se encuentran remolachas en todo el mundo.

La remolacha tiene múltiples propiedades beneficiosas para el organismo. Es una hortaliza que tiene un color rojizo, sus hojas se pueden comer crudas o cocidas. Tiene un gran aporte de folatos, vitaminas del grupo B, tales como la B1, B2, B3, B6, y también contiene vitamina C, potasio, carotenos, y azúcares en forma de sacarosa.

Lee también: La importancia del complejo B para nuestro cuerpo

En un principio, lo único que se aprovechaba de esta hortaliza eran sus hojas, pero más tarde, se empezó a cultivar la raíz de remolacha roja y dulce, que hoy en día hace parte de muchos platos de la cocina del mundo.

  • Las hojas contienen gran cantidad de vitamina A, y las raíces contienen la Vitamina C. La remolacha es una de las hortalizas con menor aporte de vitamina C, y provitamina A.
  • Tiene un gran contenido de agua y de hidratos de carbono, lo que hace que sea una de las hortalizas más ricas en azúcares, y en aporte de fibra.
  • La remolacha contiene compuestos fenólicos, como los flavonoides. Estos compuestos proporcionan a la remolacha un gran poder antioxidante, incluso una vez cocida. Contiene tres veces más compuestos fenólicos que la carne, la espinaca y el brócoli.
  • El aporte de folatos que tiene ayuda a la formación de glóbulos rojos y blancos del organismo, por lo que ayuda a generar anticuerpos en el sistema inmunológico.
  • Las hojas de la remolacha contienen luteína y zeaxantina, son dos antioxidantes de la familia de los carotenoides. Estos compuestos son beneficiosos para algunos tipos de cáncer, y para la salud del ojo sobretodo en la mácula y la retina.

El jugo de remolacha es una recarga para las defensas del organismo, gracias a su alto contenido de vitamina C, fibra y minerales:

Contiene potasio, esencial para la salud de los nervios, la función muscular y un corazón sano.

• Es rico en manganeso, que es fundamental para los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas.
• Es fuente de folato de vitamina B, que ayuda a reducir el riesgo de defectos de nacimiento.

13 beneficios grandiosos de la remolacha

Disminuye el desarrollo de cáncer de pulmón, de piel e hígado

Tiene un gran contenido de betanina, que es un pigmento que le da el color rojizo a la remolacha. Estudios han demostrado que la betanina disminuye el desarrollo de cánceres de piel, de hígado y de pulmón. Los carotenoides que se encuentran en las hojas ayudan a prevenir ciertos cánceres, como el de mama y el de pulmón.




1. Es diurética

La remolacha tiene gran cantidad de potasio, y poca cantidad de sodio, esto hace que tenga grandes propiedades diuréticas en el organismo, y que favorezca la eliminación de líquidos. Debido al aumento de orina, se eliminan muchos desechos del organismo como el ácido úrico.

2. Reduce la anemia

Es una hortaliza que contiene mucho hierro, y aporta mucha energía al organismo, por ello está indicada en personas que tienen anemia, y enfermedades en la sangre. Una manera de tomarla cuando se tiene anemia, es en forma de zumo. Para ello se tiene que licuar combinada con media manzana, un limón, una zanahoria y una cucharadita de levadura de cerveza.

3. Beneficiosas para las embarazadas

Las remolachas son ricas en folato. Se ha demostrado que el ácido fólico y el folato, son muy beneficiosos para los primeros meses de embarazo, para evitar defectos de nacimiento del tubo neural, y espina bifida en él bebe. Otros alimentos habituales como la lechuga, también son ricos en folatos.

Lee también: 8 increíbles alimentos para consumir durante el embarazo

4. Combate el estreñimiento

La remolacha contiene un alto contenido en fibra insoluble que ayuda a trabajar bien al intestino.

5. Regula las glándulas tiroides

La gente que padece de tiroides, necesitan un gran aporte de yodo, por ello consumir remolacha ayuda al organismo a tener este mineral.

6. Reduce el colesterol y la diabetes

Las fibras solubles que contiene mantienen los niveles de azúcar en sangre y reducen el colesterol. La gran cantidad de antioxidante que contienen ayuda a bloquear los radicales libres, bajando el colesterol malo del organismo.

7. Baja la presión arterial alta

El consumo de jugo de remolacha podría ayudar a reducir los altos niveles de presión arterial en cuestión de horas. Este beneficio podría deberse a sus nitratos de origen natural, que al llegar al organismo se convierten en óxido nítrico. A su vez, el óxido nítrico contribuye a la relajación y dilatación de los vasos sanguíneos, por lo que mejora la circulación y contribuye al control de la presión arterial.

8. Tiene un gran poder antioxidante

Los antioxidantes protegen a las células del cuerpo de los daños causados por los radicales libres. Los radicales libres son moléculas que causan enfermedades cardiovasculares, ciertos tipos de cáncer, y otras enfermedades crónicas. Los radicales libres suelen aumentar en el organismo con la contaminación ambiental, las infecciones, el estrés, fumar tabaco, comer alimentos ricos en grasas, exposición prolongada al sol, etc..

9. Mantiene la salud ocular

Las hojas de la remolacha contienen gran cantidad de carotenoides, que ayudan a prevenir la degeneración ocular, y la aparición de las cataratas.

10. Mejora el rendimiento físico

Antes que recurrir a bebidas energéticas para mejorar el rendimiento físico se debería consumir un vaso de jugo de remolacha, que es completamente natural y ofrece un beneficio similar. El jugo de remolacha podría actuar como un impulso energético para el cuerpo, gracias a la conversión de nitratos en óxido nítrico. Este compuesto ayuda a reducir el impacto del ejercicio en el cuerpo, mejorando la resistencia a los ejercicios de alta intensidad. En un estudio se evidenció que las personas que bebieron jugo de remolacha antes de hacer ejercicio tuvieron un rendimiento de hasta 16% más en comparación de quienes no lo bebieron.




11. Combatir la inflamación

La remolacha es una fuente importante de betaína, un nutriente capaz de proteger las células, proteínas y enzimas del estrés ambiental. Además, le da a este alimento un importante poder antiinflamatorio que puede proteger los órganos internos, así como mejorar los factores de riesgo vascular y prevenir diferentes enfermedades crónicas.

12. Se utiliza para perder peso

La remolacha tiene muy pocas calorías, por ello es muy utilizada en dietas para perder peso. Es una hortaliza que contiene gran cantidad de fibra, por lo que ayuda a saciar el hambre y a perder peso.

Lee también: Cómo encontrar motivación para luchar contra el sobrepeso

13. Protege el hígado y es un gran anti-inflamatorio

Las betalaínas que contiene, pertenecen a la familia de pigmentos que le dan color a la remolacha, y son unos potentes antioxidantes para el organismo. Si nos la tomamos en zumo, las betalaínas que contiene permanecerán estables en el tracto gastrointestinal, haciendo una función antioxidante, anti-inflamatoria, anti-tumor, y protector del hígado.

Algunas recomendaciones al consumir remolacha

–Existen tres variedades de remolacha, la roja, amarilla y la blanca. La roja, tiene un color muy pronunciado que se utiliza en la industria de los colorantes.

–La remolacha blanca, se utiliza principalmente para la fabricación de azúcar, por lo que es conocida como azucarera.

–La remolacha es rica en ácido oxálico, por ello las personas que son propensas a tener cálculos en el riñón, tienen que moderar el consumo de esta hortaliza. Las espinacas y acelgas también tienen gran cantidad de ácido oxálico.

-La remolacha se puede comer cruda en ensaladas o cocida. Se aconseja comer cruda, ya que mantiene más sus propiedades. No se aconseja comprar remolacha envasada, ya que ha perdido todas sus propiedades curativas.

Efectos secundarios y contraindicaciones al consumir remolacha o betabel

Las personas que hayan comido remolachas, habrán experimentado deposiciones y orina de color rojo al cabo de unas horas. Se trata de un efecto secundario normal y totalmente inofensivo.

No se trata de sangre, sino que los pigmentos rojos de la remolacha (betalaínas, ente los que se encuentra betacianinas como la betanina betaxantinas). Se expulsan por la orina y las heces.

Ante la duda de si existen hemorragias digestivas o sangre en la orina (hematuraria) Se recomienda eliminar la remolacha (betabel) de la dieta durante unos días y observar si se normaliza el color de las micciones y deposiciones.

La remolacha es una hortaliza comestible que no presenta contraindicaciones importantes para la mayoría de personas sanas.

La principal precaución especial con el consumo de este alimento en los casos en que convenga realizar una dieta con pocos oxalatos.

El jugo de remolacha no resulta adecuado para los que tengan un estómago delicado o los que tengan tendencia a desarrollar acidez o gases. Su elevado contenido de oxalatos puede ser irritante para el sistema digestivo, estómago e intestino.

También deberían ser prudentes en su utilización aquellas personas que tengan tendencia a producir piedras en los riñones, puesto que su riqueza en oxalatos, al igual que ocurre con las espinacas no beneficia a este órgano en absoluto. Los oxalatos pueden formar cristales de calcio (oxalato cálcico) y acumularse en los riñones formando piedras. Por este motivo, las personas con tendencia a generar piedras en los riñones no deben abusar de la remolacha, así como tampoco de otros alimentos con muchos oxalatos, como las espinacas, acelgas, huauzontles o soja.

Tampoco se recomienda abusar de la remolacha o de los alimentos con muchos oxalatos en caso de infecciones urinarias, puesto que los cambios de pH en la orina pueden favorecer la precipitación de piedras en los riñones.

La remolacha no tiene principios tóxicos, pero tomada en exceso, como por ejemplo en forma de jugos o zumos verdes, smoothies o batidos diarios, puede aportar muchos oxalatos en la dieta.

En caso de hiperuricemia o gota, se recomienda a estas personas que tomen remolacha con moderación, debido sus necesidades superiores de eliminación renal de tóxicos, para evitar sobrecargar los riñones. El hervido reduce los oxalatos de este alimento.

Para reducir el contenido de oxalatos de la remolacha se debe hervir y desechar el líquido resultante. Los oxalatos son solubles y se quedan en el agua de cocción, que no se debe beber si existe tendencia a piedras en los riñones o alguna alteración de las anteriormente mencionadas.




Por su riqueza en sodio, no deben abusar del consumo de conservas de remolacha con sal los que deben tomar una dieta sin sal, como los hipertensos, si bien su riqueza en potasio neutraliza en parte su contenido en sodio.

Lee también: Baja de peso con la cantidad correcta de sal

También contrarrestamos los efectos de los oxalatos si combinamos la remolacha con los alimentos ricos en calcio (el calcio de los alimentos inactiva el ácido óxalico), por ejemplo con un yogurt de postre.

Las hojas de la remolacha son más ricas en oxalatos que la raíz.

Uno de los mitos que rodean la remolacha es que contiene mucha azúcar y que los diabéticos no deberían consumirla. Un estudio más detallado del alimento permitirá entender que, consumida en dosis normales, la remolacha es muy saludable para diabéticos.

Perder peso con la dieta de la remolacha (betabel)

Elige siempre remolachas que sean redondas, firmes y con un color rojo intenso. Evita las de forma alargada, ya que son más duras y tienen un sabor más fuerte.

La dieta de la remolacha es una de las más eficaces para adelgazar de forma sana y natural, bien es cierto que existen muchos tipos de tratamientos para perder peso, que la naturaleza está llena de frutas y verduras que nos ayudan a regular nuestra línea, pero tal vez ninguno posee tantos beneficios para la salud como esta hortaliza de color escarlata y con fresco sabor a tierra.

Entre sus propiedades encierra un valor calórico muy moderado y un alto contenido de fibra proporcionando así una buena sensación de saciedad, lo cual limita el consumo de otros alimentos que nos pueden engordar.

¿Cómo elegir y conservar la remolacha?

• -La remolacha la puedes encontrar fresca en los supermercados y se suele vender en manojos, es mejor que elijas aquellas que estén firmes, redondas, sin manchas y con un color rojo bien intenso; toma también manojos que tenga las hojas muy verdes (es más fresca) y que tengan las raíces iguales para que luego, al cocinarlas lo hagan de un modo uniforme.
• -Evita las que tengan una forma alargadas y de piel escamosa en la parte superior porque resultan duras, fibrosas y de sabor fuerte.
• -Conserva las remolachas frescas en el frigorífico y en el interior de una bolsa de plástico, así duran de dos a tres semanas. Las hojas de la remolacha, por separado, también han de conservarse en una bolsa de plástico, sin lavarlas. De este modo y en refrigeración pueden mantenerse de tres a cinco días.
• -Nunca congeles la remolacha cruda porque se vuelve blanda.

¿Cómo preparar la remolacha?

• -La remolacha es una hortaliza que puede consumirse cruda, hervida o en conserva. Su uso principal se da en ensaladas, aunque también puede tomarse sola, con ajos o cebolla y aliñada con un poco de aceite, sal y vinagre.
• -Si la quieres comer cruda, puedes rallarla y aliñarla con un poco de aceite y limón.
• -Si las consumes cocidas será más digerible, para ello introdúcelas en agua salada hirviendo sin haberlas pelado con anterioridad porque si no perderían parte de su color y su sabor. Deben hervirse durante al menos una hora, después ya puedes quitar la piel con facilidad.
• -Asadas: Para ello sólo hay que introducirlas en el horno y no sacarlas hasta que estén tiernas. Cocinadas de esta forma, las remolachas conservan casi intactas todas sus propiedades.
• -Señalar también que las hojas de la remolacha se pueden aprovechar como si fueran espinacas.

Lee también: Cuatro trucos para adelgazar sin gastar dinero

Cómo elaborar tu dieta con remolacha o betabel

Indicar primero que esta dieta no es recomendable hacerla más de 10 días seguidos, y que durante ese tiempo deberás beber al menos dos litros de agua al día.

Zumo de remolacha para adelgazar

Este zumo te va a permitir obtener un conjunto de nutrientes indispensables para tu organismo, además de facilitarte una sensación saciante en el estómago gracias a la fibra que hará que tus ansias por comer se reduzcan. Deberás tomarlo antes de las comidas.

Ingredientes:

6 remolachas, 10 zanahorias, 10 naranjas.

Elaboración:

Batir todos los ingredientes en la licuadora, guardar en un recipiente con tapa en la nevera.

Menú de la dieta de la remolacha

En ayunas y una hora antes de tu desayuno: el zumo de un limón.




Desayuno

una taza de té o café con leche descremada, 1 tostada de pan integral con queso magro , o un yogurt light con una cucharada de salvado, 1 manzana.

Comida

• El batido de remolacha: un vaso grande.
• Ensalada: Pepino, tomate, espinacas, lechuga y unos trocitos de nueces. Puede condimentarse con aceite.
• Arroz cocido con pollo al horno sin piel; o en su caso, pescado al horno.
• 1 naranja.

Cena

• El batido de remolacha: un vaso grande.
• Sopa de verduras, una berenjena al horno.
• 1 manzana o 1 rodaja de sandía o melón.

Así hemos conocido estos 13 beneficios grandiosos de la remolacha y muchas propiedades y consejos importantes para tener una buena alimentación agregando remolacha, además de bajar de peso con este alimento.




Con información de: Propiedades De / Mejor con Salud / Botanical