Es una realidad que somos lo que comemos, depende de los alimentos que ingerimos para sentirnos bien, pero no solo debemos sentirnos bien, sino vernos bien.

Te mentiría si te dijera que vas a mantenerte joven toda la vida, pero lo que puedo asegurarte es que puedes lucir bien y con una piel saludable el mayor tiempo posible.

A pesar de que en el mercado existen costosos productos de “belleza” para “eliminar” las arrugas y dar brillo y juventud a tu piel, lo cierto es que son tratamientos que podrían ser beneficiosos o no para ti.

En cambio, lo natural siempre será lo mejor, disponemos de una provisión de alimentos espectaculares que no solo cuidarán nuestra piel, sino que nos brindarán los nutrientes necesarios para mantener nuestro peso ideal y estar saludables.

1. El aguacate

La grasa es un lubricante natural y la necesitamos en nuestro cuerpo para facilitar todo tipo de procesos. Pero esta grasa debe ser la correcta. Los aguacates ayudan a mantener la piel flexible e hidratada.

Un estudio que examinó las dietas de más de 700 mujeres encontró que comer mucha grasa saludable, como la que se encuentra en los aguacates, da como resultado una piel más suave y con gran elasticidad.

Los aguacates también contienen compuestos que, según las evidencias, pueden proteger su piel de los rayos solares dañinos. Cuando distribuyes el aguacate en la tostada o las incorporas en una ensalada vibrante, también obtienes una dosis saludable de vitamina E y vitamina C. Estos son un complemento muy bueno en la creación de colágeno y protegen tu Piel del daño oxidativo.

2. Chocolate oscuro

Efectivamente, puedes comer chocolate y lucir genial. Varios estudios han determinado que el polvo de cacao es alto en algunos antioxidantes específicos que contribuyen a la piel hidratada. Si comes un poco de chocolate negro todos los días, verás que tu piel es menos áspera y escamosa, y puede resistir las quemaduras solares por más tiempo. Esto no quiere decir que dejes a un lado tu protector solar.

Otro beneficio de comer cacao es que mejora el flujo sanguíneo y, por lo tanto, aporta más de esos nutrientes críticos a la piel. Pero es mejor seguir con el chocolate oscuro que contiene al menos un 70% de cacao. Eso te dará los beneficios saludables sin demasiada azúcar extra. Demasiado azúcar en la dieta puede descomponer el colágeno y causar brotes.

3. Vino tinto

Apuesto a que no lo sabías. El vino tinto contiene resveratrol, un compuesto muy promocionado que minimiza los efectos del envejecimiento en todo el cuerpo. Incluso puede notar que algunos productos de belleza diseñados para crear una apariencia juvenil también contienen resveratrol. Funciona si se aplica tópicamente o se come.

Cuando consumes resveratrol en forma de vino (o jugo de uva; no tiene que ser fermentado), la producción de radicales libres se reduce. El daño de los radicales libres es uno de los principales impulsores del daño de la piel y el envejecimiento prematuro.

Pero ojo, estamos diciendo una copa de vino, no beber en exceso, porque eso no solo dañará tu cuerpo sino tu entorno social.

4. Los tomates

Los jitomates, tomates riñón, tomates de cocina o como lo llamen en tu región, son deliciosos y tan versátiles que es difícil aburrirse con ellos. Ya sea frescos, cocinados o hechos en una salsa, los tomates pueden ser la estrella brillante de un plato o apoyar hábilmente otros ingredientes. Cuando disfrutas de los tomates, recibes una buena cantidad de vitamina C, que ayudará a prevenir la piel escamosa.

Pero aún mejor, los tomates contienen todos los carotenoides principales, incluidos el betacaroteno, la luteína y el licopeno. Estos poderosos antioxidantes protegen la piel del daño solar.

5. Nueces

Las nueces contienen una proporción óptima de ácidos grasos esenciales. Nuestro cuerpo utiliza estos ácidos grasos esenciales como bloques de construcción de las membranas celulares sanas y, como no los creamos internamente, necesitamos obtener nuestros ácidos grasos omega-3 y omega-6 de los alimentos.

Recomendamos las nueces para su EFA porque también contienen los antioxidantes que son muy buenos para la piel, la vitamina E, la vitamina C y el selenio, así como de 4 a 5 gramos de proteína por onza. Debido a que las nueces también tienen un alto contenido de grasa, es mejor atenerse a una onza por porción, pero eso es suficiente para obtener el 6% de la RDI para el zinc. Se sabe que el zinc apoya la curación de la piel y combate las bacterias y la inflamación.

6. Camotes

Los camotes o batatas contienen betacaroteno que es un tipo de antioxidante del grupo de carotenoides que puede proteger tu piel del daño causado por el sol. No necesariamente puedes omitir el uso de protector solar si va a estar afuera por un período de tiempo significativo, pero una dieta rica en betacaroteno aumenta el tiempo que puede pasar al sol sin quemarse.

Es importante evitar las quemaduras solares, no solo porque aumenta el riesgo de cáncer de piel, sino porque provoca la muerte celular. Eso causa la piel seca y arrugada. Si necesita otra razón más para comer sus papas dulces, ese betacaroteno puede impartir un tono cálido y bronceado a su piel sin ninguna exposición al sol.

7. La pera

La vitamina C que podemos encontrar en las peras funciona como un potente antioxidante de las células, por lo que hará que nuestra piel luzca joven por más tiempo y a los tejidos de nuestros órganos estar más saludables, previniendo todo tipo de cáncer. A su vez sus propiedades antioxidantes hacen que el sistema inmunológico se vea reforzado cada vez que consumimos esta deliciosa fruta.

En definitiva, las frutas, los vegetales y los productos naturales, especialmente los que hemos nombrado, contienen los niveles más altos de Antioxidantes, ácidos grasos esenciales y nutrientes vitales para proteger tu piel. Si también bebes mucha agua, puedes aumentar aún más los efectos positivos.

Con información de: http://hhdresearch.org/